Últimas publicaciones

"Eitana, la esclava judía" de Javier Arias Artacho

Eitana, la esclava judía

Sinopsis

Eitana siempre creyó que su vida ya había sido tallada desde antes de nacer. Se había asomado al mundo con los ojos bien abiertos, oscuros, obstinados y firmes, sin apenas llanto, por ello su abuela pronto comprendió cuál sería el carácter de aquella niña y, con admiración, de sus labios se rasgó eitana, con fuerza y valor. Tal vez, de no haber sido así, entonces no hubiese corrido como un pequeño león hacia su destino y, quizás, simplemente se hubiese quedado agazapada en la azotea de su casa ajena a la crucifixión de su padre. Pero no lo hizo. Y allí comenzó su esclavitud con apenas trece años.

Aquello sucedió en Julias, en la Palestina del año 54, durante el Imperio de Claudio. En aquel entonces, para ella Roma era un lugar demasiado lejano y terrible, simplemente un imposible que no imaginaba que se convertiría en su mundo. En aquel entonces, no podía comprender la indignidad de la esclavitud, ni las vejaciones de un juez avieso, quien habría de humillarla en un camastro lujoso. Quizás entonces, de haberlo sabido, habría deseado morir antes de partir.

Pero la joven judía no había podido elegir su destino... Eitana, la esclava judía es la historia de una mujer valiente, de una mujer que luchó por ser ella misma y negarse a que los demás diesen en su nombre. La historia de una mujer que jamás se rindió.


Datos Técnicos

Editorial: Martinez Roca
Número de páginas: 416
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788427037410
Año de edición: 2011
Precio: 20,50 €

Sobre el autor: Javier Arias Artacho

Impresiones

Soy una apasionada de la novela histórica, por eso cuando descubrí la existencia de Eitana, la esclava judía, y que ésta se ambientaba en la Roma neroniana del siglo I d.c, no dudé ni un minuto en leerla.

Tenemos ante nosotros una historia de original y potente trama, la de una joven llamada Eitana que es esclavizada siendo apenas una niña y que intentará alcanzar su libertad sorteando todos los obstáculos que irán apareciendo a lo largo de su vida.

El autor nos traslada a la Roma imperial, pero no vista desde el punto de vista del emperador, de los gladiadores o de los tribunos sino aportando una perspectiva diferente, para muchos desconocida, la de los esclavos.

Eitana quedará marcada por las últimas palabras que oyó de su padre poco antes de morir: “Nunca dejes de luchar, Eitana. Sé fuerte. No lo olvides, sé fuerte”, y estas palabras la acompañarán en su lucha hacia la libertad. La vida de Eitana es una historia de superación y supervivencia.

La novela está narrada en tercera persona, desde el punto de vista de la propia Eitana, lo que permite una profunda introspección en el mundo de la protagonista. A través de sus ojos reconoceremos el eclecticismo religioso del Imperio, pero también seremos testigos del gran incendio que asoló Roma durante el verano del año 64 d.C, de los estragos que éste causó y podremos conocer las costumbres de las personas judías de la época.

Uno de los puntos fuertes de esta novela son los personajes, muy perfilados, pero además me ha sorprendido gratamente la ambientación, pues el autor ha sido capaz de trasladarnos a ese momento histórico utilizando para ello descripciones exhaustivas de los lugares y términos en latín que ayudan a introducirse aún más en la trama. Así designará con su correspondiente palabra en latín a edificios, partes de las casas, utensilios, cargos dentro de la sociedad, etc. A mí ese punto me ha parecido de lo más interesante.

Eitana, la esclava judía está tejida de tal manera que atrapa al lector, el cual no podrá dejar de sorprenderse capítulo a capítulo, y no podrá dejar de avanzar esperando nuevos giros insospechados. Y es que me he dejado contagiar por la rebeldía de Eitana, una mujer guerrera de la que he podido evitar encariñarme.

Una novela escrita con un estilo ágil a la vez que sencillo, en el que abundan los diálogos, y que resultará apasionante no sólo para los amantes de la novela histórica, sino para todos los que estén buscando una historia trepidante y adictiva.