Entrevista a Leonor Tamayo. 25 de Marzo de 2018


Charlamos con Leonor Tamayo, autora de Mi historia y once más, un libro que sin duda generará muchas opiniones contrapuestas, y precisamente por este motivo hemos creído que lo mejor es conocer la propia opinión de la autora a través de sus respuestas.

Recientemente has publicado tu libro Mi historia y once más. ¿Nos podrías indicar qué cuentas en su interior?

El libro habla de la mujer en todas sus facetas: mujer esposa y madre. Se va deteniendo en casa una de ella desgranando ideas, experiencias y anécdotas, para acabar en la parte más personal en la que abro las puertas de mi familia y mi vida para mostrar cómo es y cómo vive una familia numerosa. Es un libro en el que trato de aportar un poco de luz en este caos social y familiar que nos rodea para recomponer un poco el destrozo que el feminismo ha provocado. No lo sé todo ni pretendo que lo parezca, ni tampoco doy recetas. Doy todo lo tengo, por si a alguien le sirve.

Si tuvieras que hacer un resumen en 4 adjetivos, ¿cuáles serían?

Personal Sincero Optimista Espontáneo

¿Por qué era importante contar esta historia?

Porque hay mucha frustración y mucho sufrimiento provocado por el egoísmo que impone el feminismo. La mujer se realiza plenamente, es feliz, dándose a los demás, especialmente a los que más quiere y más la quieren: su familia. Pero el feminismo le ha dicho que eso no es así que en realidad todo es opresión y que para realizarse debe desprenderse de todo ello, cortar ataduras y pensar en sí misma. Y eso no le satisface en absoluto. Y vive en una continua lucha entre lo que quiere, lo que lleva dentro, y lo que se impone desde fuera. A todas las madres, a todas, les gustaría recoger a sus hijos a la salida del colegio y sufren cuando no han llegado a tiempo de poder estar con ellos un rato antes de acostarles. El modelo social y laboral en el que vivimos, desgasta a la mujer porque se ha construido sin tener en cuenta las diferentes etapas en la vida de la mujer y sin valorar el plus que aporta a una mujer la maternidad.

No es que mi familia sea modelo de nada, ¡todo lo contrario! pero es, digamos, un formato radicalmente diferente al habitual y que a nosotros nos hace felices. Por eso quería contarlo, por si alguien le sirve.


¿Eres consciente de que habrá personas que no compartan tu opinión?

¡Claro! Por eso la doy, porque rompe con lo establecido y hace falta hacerlo. Decir en voz alta lo que no suele oírse pero casi todos sienten. Y ya verás, seguro que después de leerlo, más de uno cambia de opinión J

Aprovechando que en unos días es El Día de la Mujer Trabajadora, ¿qué opinión te merece el papel de la mujer en la sociedad actual?

El hombre y la mujer son complementarios, las dos partes de la balanza. Y ambas son necesarias para que todo funcione bien. Es necesario que la mujer aporte su feminidad en la sociedad, la cultura, la política y el mundo laboral, porque eso humaniza el mundo….lo malo es que el modelo social nos exige a las mujeres “ser como hombres”, no complementarias, rechazando la feminidad y excluyendo la maternidad. Y entonces se desequilibra la balanza, la sociedad sale perdiendo y la mujer se rompe por dentro.

Es necesario que la mujer sea ella misma, femenina, mujer.

¿Es posible alcanzar la conciliación familiar plena?

La maternidad, y la paternidad conllevan un cambio en la vida: hay que elegir, y elegir supone renuncia. Pero la elección tomada en libertad no oprime, libera. Si eliges ser maestro, renuncias a ser periodista pero eso no te hunde porque es lo que tú has elegido. O renuncias a disfrutar de tus hijos, a educarles en primera persona y verles crecer, a una gran parte de tu vida en definitiva, o renuncias a un puesto directivo de alto nivel o al ascenso o a una puesto de trabajo concreto o a un sueldo mayor, sencillamente porque el día tiene las 24 horas que tiene, ni una más. Por eso las mujeres ocupan menos puestos directivos, porque eligen otra opción, la de una vida familiar más intensa. Y también por eso, la media jornada, una reducción de jornada o jornada intensiva suele ser la opción preferida por las madres. El reto ahora es subsanar los errores históricos, cambiar el patrón social y laboral para hacer compatibles la vida familiar y laboral sin grave perjuicio para las empresas. Es el momento de aplicar un “win-win” en el mundo laboral sabiendo que lo que se pierde por un lado, se gana por otro.

En la actualidad pocas familias tienen más de dos hijos, de hecho la media española es de poco más de uno, ¿cómo es el día a día en una familia numerosa como la tuya?

Divertídisimo, ruidoso, caótico, alegre y ¡cansado!. Pero básicamente igual que la de cualquier otra familia solo que más cantidad de todo.

¿Quiénes fueron los primeros en leer tu libro?

Mi hijo mayor el primero, luego las niñas. Después una amiga que ha escrito libros y vale muchísimo y lo hace todo bien. Cuando ella me dijo que le había gustado, entonces ya me lancé a publicarlo. Mi marido tardó….

¿Cómo es el estilo del libro?

Pues dos amigas que se lo acaban de leer me han dicho las dos que es como estar charlando conmigo.

Eres presidenta de una asociación, ¿qué labores realizáis en ella?

¡De dos! Profesionales por la Ética y Women of the World Platform. La primera es más genérica, toca más temas, y lo que hacemos es defender los derechos fundamentales y la dignidad de la persona en todos los ámbitos. La segunda es global, una plataforma formada por asociaciones de varios países y se centra en la defensa y promoción de la identidad femenina, la comementarieda hombre-mujer y el valor de la maternidad y la dedicación a la familia.

¿Algún nuevo proyecto en mente?

¡Muchísimos! . El primero hacer feliz a mi marido y a mis hijos.


Gracias Leonor por concedernos esta entrevista.

Siguiente
« Anterior

1 comentarios, ¡deja el tuyo!:

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
28 de marzo de 2018, 11:32 ×

Hola!
Me ha gustado la entrevista, a seguir así :)
Un saludo!

Gracias My Real Life por tu comentario!
Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)