Entrevista a Carlos Ortíz de Zárate


Tenemos el placer de iniciar nuestro ciclo de entrevistas 2017 con un autor al que hemos tenido el honor de conocer recientemente. Hablamos con Carlos Ortíz de Zárate, escritor de varias novelas entre ellas: "Las cloacas de la historia y la intimidad del escritor", "Cowboy from Brooklyn" o "El principado de la fortuna". No os perdáis esta entrevista.

Carlos, háblanos de tus comienzos como escritor

Empecé de niño, a escondidas. Mi abuelo Leopoldo escribía y era alguien excluido por el Nacional Catolicismo. Tenía miedo de manifestarme como escritor. Logré, tras huelga de hambre, que se me permitiera estudiar periodismo, pero tenía que ser en la elitista universidad del OPUS. No era eso lo que quería. Me fui a Francia, estudié Sociología. Escribía, pero estaba atrapado estudiaba y trabajaba. Después me dediqué a trotar mundos y ya en mi madurez me vi atrapado para hacer carrera y trabajar. Siempre he escrito. Mi escritura estaba atrapada por el academicismo. Me jubilé en 2006 y me decidí a encontrar al niño al que había vuelto la espalda. Creo que tras diez años, he logrado captar la voz y me he quitado la “toga

¿Por qué escribir "Las cloacas de la historia y la intimidad del escritor"?

Habéis captado mucho en la reseña que habéis publicado. Añadiré que en noviembre de 2015 fui a Cádiz con la intención de visualizar la Ilustración gaditana y ya con la idea de Isabel Carlota du Salove. Todo se vino abajo con la aparición de mi cáncer. Volví a mi tierra de adopción, Asturias; en abril de 2017 el urólogo me anunció que no moriré de ésta. Me fui a Medina Sidonia, deseaba visitar esta ciudad desde la época en que imaginé la saga de los Saloppe, en aquellos maravillosos 60S.

Mi vivencia sidoniense me inspiró “Siempre nos quedará Paris. La vivencia de diciembre a abril pedía más pasos y más rapidez para encontrar mi escritura. No olvidemos al “Vivo Sin vivir en mí”, que trababa la cristalización del personaje de Isabel Carlota Saloppe, una niña pulida con el poema de Teresa de Ávila. Tenía que saber por qué vivo y mi vivencia en Medina Sidonia me dio fuerzas para planteármelo.

¿Qué quieres transmitir con tus relatos?

Isabel Carlota del primer relato y Carlos, del segundo, están atrapados por la historia o lo que hay. Ambos escapan por un resquicio, en la obra, la Ermita de los Santos Mártires de Medina Sidonia. Hay alternativa.

También visibilizar el papel jugado por Cádiz a principios del XVIII; no olvides que era mi objetivo desde que descubrí esta maravilla, en 2014. Había visitado esta ciudad, pero en mi viaje a Canarias me enamoré. Esta tierra y esta gente no merecen encabezar las listas de paro.

¿Qué destacarías de tu forma de escribir?

Minimalista. Intento crear la escena e invitar al lector@ a vivir su espectáculo.

¿Tienes algún nuevo proyecto en marcha?

Estoy tanteando twitterrelato, participo en un proyecto con un músico; me gustaría trabajar en equipo.

Todos los miércoles tienes una cita con tus lectores, cuéntanos en qué consiste

Cuento mi búsqueda, busco cómplices. Forma parte de mis objetivos que cumplo a rajatabla. Me ayuda mucho aunque, de momento, es un monólogo. Tengo visitantes fieles. Me da fuerza.

¿Qué significa para ti Medina Sidonia?

He encontrado acogida e indiferencia. Me da muchos ánimos para romper la zanja norte/sur. Desde luego, como indico en “Siempre nos quedará París” es un bálsamo y un reto. Hay millones de personas en el mundo que podrían pasar allí los inviernos. Es una forma de crear empleos. Es el municipio con mayor superficie de latifundios y paro.

¿Cómo ha sido tu trayectoria como escritor hasta ahora? ¿Qué otros libros tienes publicados?

Paso a paso. Empecé con relatos breves. Fui premiado en dos años consecutivos en “Cuentos Infantiles Sin Fronteras” y una decena de mis relatos fueron seleccionados en antologías de Ediciones irreverentes. Concursaba para someterme a normas. Escribí mucho y veía escaso reconocimiento. Lo importante es participar y aprender. Con mi primera novela,Cowboy from Broklyn, obtuve el accésit al Oscar Wilde de novela breve. No puedo quejarme, aunque me encontrara con el escollo de la publicación. Tengo que invertir para publicar y desde luego, nunca salen las cuentas. Escribir resulta un “deporte” muy caro.

No es solamente cuestión de dineros. No sirve de nada publicar si no logramos llegar al, la, lector@. Estoy en ello, pero no saldré del túnel mientras no logre hacer de la escritura un trabajo de equipo.

¿Qué consejo darías a aquellos que quieren alcanzar su sueño de ser escritores?

Los que me doy a mí mismo: tesón, estar alerta y encontrar cómplices. No es fácil, pero, poco a poco se alcanzan pequeñas compensaciones. Compensa.


Muchas gracias Carlos por concedernos esta entrevista, ha sido fantástico charlar contigo y conocerte un poco más.



Os invitamos a visitar el espacio web del autor para conocer todo sobre él y su obra: Web del autor Carlos Ortíz de Zárate



Siguiente
« Anterior
Gracias por tu comentario :)