Entrevista a Carmen Llopis Feldman (por Pablo Palazuelo)


Dos autores de dos thrillers de éxito. Pablo Palazuelo, autor de "Nunca es tarde para morir", entrevista a Carmen Llopis Feldman, autora de "Carcelero de almas". ¡No os lo perdáis!



Pablo Palazuelo: Sé muy bien lo que cuesta empezar un libro, enfrentarse a una hoja en blanco, pero quisiera conocer tu opinión al respecto. Me gustaría saber qué ha sido para ti lo más difícil en el proceso creativo de tu libro.

Carmen Llopis Feldman: ¡Ay!, esa hoja en blanco que te mira paciente, fija, callada, intentando escrutar tu mente mientras te tiemblan las manos y mil mariposas revolotean en tu estómago…

Sí, conozco bien la sensación. ¡Pero a mí me gusta! Yo lo veo como los nervios previos al estreno, pienso que es la prueba de que todavía me importa mi representación, que me sigue preocupando el hacer bien mi trabajo y lo que opinen los espectadores de mi obra. ¡Aunque fastidia un montón! No sé, Pablo, a lo mejor soy masoquista, ja, ja, ja.

Respecto a lo más difícil en el proceso creativo de Carcelero de Almas, ¡uf!, pues aunque suene pedante, no recuerdo ninguna etapa especialmente difícil, sí, fases largas, laboriosas y hasta desesperantes. Por decir algo, quizá cuando los personajes y la trama me conducían hacia un callejón aparentemente sin salida y tenía que escapar de él. Podía pasarme varios días rumiando y discutiendo mentalmente conmigo misma la solución.


Luego tenemos la fase de promoción de un libro. A mí eso me costó bastante. Piensa que era mi primera incursión en este campo y no tenía ni idea sobre cómo hacerlo. ¿Me puedes contar qué has hecho tú en ese sentido? ¿Con qué ayuda has contado, si es que has tenido alguna?

Para mí, es y sigue siendo, la fase más compleja. Ten en cuenta que provengo de una formación universitaria y un ambiente laboral distinto al ámbito de las letras. Me lancé al vacío autopublicando en Amazon mi primera novela con el único paracaídas de la ilusión por vivir un sueño. De esto hace poco más de un año. Durante este tiempo he tenido que espabilar y ponerme al día. Aprender a llevar una página Web, mantener un blog y “desnudarme” en las redes sociales.

¡Yo, que solo usaba el móvil para llamadas! ¡Claro que he echado en falta alguien que me guiara!
Siempre he tenido claro que solo soy un granito de arena en una inmensa playa literaria. Pero creo en Carcelero de Almas, y estoy dispuesta a seguir aprendiendo y trabajar para conseguir que sea visible y que el lector tenga, al menos, la oportunidad de elegirla como lectura.

También me gustaría saber si, antes de publicar tu trabajo, has pedido a amigos y familiares que se lo lean, que te den su opinión para que puedas hacer correcciones y mejoras. En resumen, cuéntame cómo has enfocado el proceso de mejora final.

Por supuesto que antes de publicar mi novela hubo amigos y familiares que leyeron la obra (la verdad es que me la quitaban y se la iban pasando entre ellos, ja, ja, ja), incluso solicité un informe de lectura. Pero mi manía perfeccionista, mi afán por mejorar y el ir descubriendo un poco más este complicado pero apasionante mundo literario, me llevó a someter a la obra a una revisión profesional seria, una revisión editorial.

Et voilà!, renovada por dentro y por fuera. ¡¡Y con muchas ganas de salir a escena!!

Sobre este mismo asunto, te voy a hacer una pregunta difícil. ¿Cómo has encajado las críticas negativas? Yo, cuando me ha llegado alguna muy dura, siempre he tenido sentimientos difíciles de explicar.

Te entiendo perfectamente Pablo, y me solidarizo con esos sentimientos, yo también los he tenido. 
Pero prefiero ver las críticas como una parte del aprendizaje, como un reto para mejorar. Creo que, hay que escucharlas todas, pero también hay que aprender a valorarlas según de quién procedan y con qué intención. Las que no son constructivas, no merecen ni ser recordadas.

Creo que a los lectores de esta entrevista quizá les interese saber cómo se promociona un libro en el mundo digital. ¿Nos puedes decir qué cosas has hecho en ese campo?

Pues aparte de presentar e informar sobre mi obra en mi Web, mantengo al día las novedades interactuando con mis lectores a través de mis redes sociales y he creado algunos banners promocionales del libro.

¿Y qué opinas de la labor de los blogs literarios? ¿Te parecen que son accesibles, que apoyan a los autores indie?

La verdad es que, he tenido el placer de conocerlos más en profundidad para esta ocasión y me he llevado una muy grata sorpresa.

Creo que son uno de los motores más importantes en la divulgación y el mantenimiento de la literatura (ya sea indie o de editorial). Cada día llevan a cabo su labor sin afán de protagonismo, regalándonos su tiempo y su trabajo a todos los lectores, demostrándonos su amor por este Arte.
Pienso que su actividad no está reconocida como se merece y que es responsabilidad nuestra apoyarla y darla a conocer.

Imagino que has aprendido mucho con tu experiencia como escritora. ¿Qué consejos le darías a alguien que empieza ahora, que parte de cero?

No creo que yo esté en disposición de dar consejos a nadie, sino más bien de recibirlos. Acabo de asomarme hace poco al mundo literario y todavía estoy aprendiendo.

Lo que sí puedo decir es que, si les gusta la escritura, que no se desanimen, que no paren de leer y que escriban todos los días. Que tengan mucha paciencia porque el camino no es fácil pero que perseveren, y que cuando se aventuren a publicar, intenten presentar un trabajo serio y lo más cuidado posible.
  
¿Y qué piensas de las agencias literarias y las editoriales? ¿Escuchan a los nuevos autores, les dedican algo de tiempo?

El mundo editorial tradicional pasa por momentos difíciles, de cambio y de adaptación, y esto provoca desencanto en todos los escritores noveles que nos iniciamos en este mundo.

La llegada de Amazon y el resto de plataformas digitales han supuesto para el escritor un gran avance y le han otorgado una libertad de acción merecida.

Actualmente, cualquier persona puede publicar sus escritos, no necesita el permiso de una editorial para hacerlo, basta con ser ducho en el mundo digital. Si además posee buenos conocimientos de marketing y promoción, la venta puede llegar a ser rápida y provechosa. ¡Y esto es bueno! Pero también es un arma de doble filo; al abrirse la puerta a todo, se termina perdiendo el dintel de la calidad en favor del número de ventas.

De ahí que la vieja idea romántica del editor que descubre el genial manuscrito de un autor desconocido y apuesta y lucha por él reconociendo la valía del “diamante en bruto”, no exista nada más que en la mente de algunos nostálgicos, entre los cuales, he de reconocer que he estado yo.

Por otra parte, que una editorial reconocida respalde con su sello, la obra de un escritor, supone por lo general, prestigio para su novela y reconocimiento por parte del lector y del resto del mundo literario. Aparte del subidón que supone ver tu obra en las estanterías de las librerías físicas tradicionales.

Por todo esto, quiero creer por el beneficio de todos, que el tiempo y el desarrollo de los acontecimientos irán acercando posturas y al final la balanza buscará su justo equilibrio.



Por último, tengo que añadir que para mí ha sido un honor contestar a tus preguntas, Pablo, el autor del bestseller Nunca es tarde para morir. ¡Ahí es nada!

Y por supuesto, no quiero terminar esta entrevista sin agradecer a Libros que voy leyendo, la oportunidad de presentarme a sus seguidores y el apoyo incondicional que ofrece a la literatura, y a todos los lectores que han tenido la paciencia de llegar hasta esta última línea.
Siguiente
« Anterior
Gracias por tu comentario :)