"El secreto de Gaudlin Hall" de John Boyne


Sinopsis

Después de perder a su anciano padre, la joven Eliza Caine no tiene más opción que aceptar un puesto de institutriz en la mansión de Gaudlin Hall, en Norfolk. Pero lo que debería ser un trabajo digno y sencillo se convierte en una experiencia espeluznante. En cuanto se apea del tren, un par de manos invisibles intentan arrojarla a la vía, y cuando finalmente llega al caserón, los únicos que salen a recibirla son dos niños, Isabella y Eustace, que aparentemente viven solos. Eliza no sabe quién la ha contratado, y una serie de extraños sucesos la convencen de que algo muy grave está ocurriendo en la casa. Es como si una presencia maligna, que parece querer proteger a los pequeños, se manifestara continuamente, por lo que Eliza comprende que deberá desvelar los secretos que Gaudlin Hall guarda celosamente.

Datos Técnicos

Editorial: Salamandra
Número de páginas: 256
Encuadernación: Tapa Blanda / Epub
ISBN: 9788498385779
Año de edición: 2014
Precio: 17€ / 11,99€

Sobre el autor: John Boyne

Impresiones

“Las cosas parecen muy fáciles cuando las vemos en retrospectiva, y ahora, al rememorar aquel momento, pienso en Alex y Madge Toxley allí de pie en el andén de la estación de Thorpe, y quiero gritarles, echar a correr y sacudirlos por los hombros; lo sabíais, ya entonces lo sabíais. ¿Por qué no me dijisteis nada? ¿Por qué no hablasteis?¿Por qué no me lo advertisteis?
¿Qué revelaba de mí que ahora, en un momento de crisis, recurriera a la Iglesia en busca de ayuda? ¿Y qué revelaba de la Iglesia que, cuando acudía a ella en busca de consuelo, no hiciera más que reírse en mi cara?”

A pesar de haber leído la mayoría de las novelas de John Boyne, no deja de sorprenderme por lo versátil que es. Siempre cambiando de estilo y género, rompiendo moldes y saliendo de su zona de confort. Creo que es de los pocos escritores del panorama actual, que se atreve con todos los géneros y hasta los mezcla entre sí y el resultado es siempre igual de bueno y sorprendente.

Esta novela es de las tantas que tenía en mi lista de pendientes y me apetecía leer porque reconozco que soy su fan y leo todo lo que publica ya sea novela juvenil, histórica o “de fantasmas” como en este caso. Pero de no ser por esto, igual ni me habría enterado de que existía, porque no escuché nada de ella cuando salió y menos ahora pasado el tiempo. Sin embargo, desde mi punto de vista, esta es una de sus mejores novelas junto con El niño con el pijama de rayas y La casa del propósito especial.

La protagonista, Eliza Caine, es un personaje muy potente y sorprendente que no deja de evolucionar y transformarse a medida que se desarrolla la trama. Tras unos sucesos trágicos que cambian su vida de la noche a la mañana, toma una serie de decisiones de forma precipitada, pero no pierde el tiempo en lamentaciones, sino que toma las riendas de su vida y tira hacia adelante con una fuerza y entereza que teniendo en cuenta las circunstancias, es bastante sorprendente. Si al principio puede parecer algo ingenua y hasta tonta, luego vemos que en realidad es una chica preparada, luchadora, que dispone de muchos recursos y cada uno más sorprendente que el anterior.

Isabella y Eustace son los niños que quedan a su cargo, cuando entra a trabajar como institutriz en Gaudlin Hall. Cada uno con su carácter y cosas típicas de la edad junto con el resto de personajes secundarios, conforman una novela llena de intrigas, secretos inconfesables, pasados tormentosos, misterios, pero sobre todo con muchos y variados matices y situaciones pintorescas que recuerdan a las novelas de fantasmas del sigo XIX y a escritores como Dickens, Charlotte Brontë, entre otros.

Al leer esta novela es muy importante tener en cuenta la época en la que está basada la historia, el papel que desempeñaba la mujer en la sociedad de aquel entonces, los usos y costumbres, para poder valorar todo en contexto y disfrutar más de la trama. Porque como no podía ser menos, este autor en cada una de sus historias además de contarnos algo, siempre tiene ese puntito revolucionario y de denuncia contra lo impuesto por la sociedad, la iglesia y contra el hombre en general, por permitir según qué tipo de cosas. Si en otras novelas se centra en la guerra, la pederastia, o la homosexualidad, en este caso uno de los temas principales que trata son los malos tratos en la pareja y la falta de fe religiosa.

“A veces Clara llegaba al colegio con moretones en la cara y yo ansiaba vivir en una sociedad civilizada donde pudiera preguntar quién le había pegado y por qué. La pobre mujer, víctima tanto tiempo de una violencia de la que no podía defenderse, fue arrestada pues atacar al marido era un crimen, mientras que hacer lo propio con la esposa se consideraba dentro del privilegio conyugal“.

Es un libro con mucho suspense y escenas que causan verdadero miedo al leerlas, si no se está acostumbrado a leer muchas historias de este estilo, que es mi caso. Además, si el título lo hubiesen traducido literal del inglés This house is haunted (Esta casa está embrujada), daría más pistas, anticiparía más al lector sobre lo que se encontrará encontrar al leerlo.


Reseñado por Sany



Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: El secreto de Gaudlin Hall (Novela)




Siguiente
« Anterior

4 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
26 de octubre de 2016, 9:23 ×

Qué pintaza!! Me la apunto! Muchas gracias x la reseña. :)

Responder
avatar
admin
26 de octubre de 2016, 11:42 ×

Ufff tiene una pinta estupenda lo que cuentas; no conocía el libro pero sin duda me lo llevo apuntado porque tengo que leerlo.

Un beso

Responder
avatar
admin
26 de octubre de 2016, 22:50 ×

Por ahora no entra en mis planes de lectura este libro.

Saludos

Responder
avatar
admin
27 de octubre de 2016, 15:31 ×

No lo conocía, y la verdad, con esta reseña, lo tendré en cuenta por si lo encuentro. Cierto es que este autor tiene gran variedad de registros.
Saludos

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)