Entrevista a Sofía Krysiak



Hablamos con Sofía Krysiak una gran poeta que está revolucionando la poesía con "Aire Sucio"

Aire Sucio nació en Madrid (de ahí su nombre) como proyecto, aunque llevaba años gestándose de a poco. Es un poemario que explora sensaciones fuertes, sean “buenas” o “malas” siguiendo el ritmo de cada una de ellas, adentrándose. Se trata de acercarse a la naturaleza de uno mismo y tirar de la cuerda, desatando imágenes a veces dulces, a veces grotescas, pero siempre muy humanas. Hay 19 poemas en Aire Sucio, en los que recorro el espectro que va desde la felicidad y la plenitud hasta el vacío y la apatía (sin seguir necesariamente ningún orden) saboreando esas cosas que todos experimentamos o experimentaremos en algún momento y mezclando experiencias personales, situaciones reales e inventadas, todas ellas desperdigadas a lo largo de los últimos años. 


¿Cuándo empezaste a escribir Aire Sucio?

Algunos de los poemas incluidos en Aire Sucio, como “Bolengo”, “Seis horas de autopista” o “Llega tarde esta noche” llevaban tiempo escritos, más de dos años. El resto fueron surgiendo de a poco y por separado. Cuando decidí empezar el proyecto, Noviembre del 2014, me puse a reunir material y a darle forma, y también a escribir cosas nuevas.

Sabemos que es complicado elegir un solo poema de los diecinueve, pero ¿con cuál te quedarías si tuvieras que dárselo a leer a una persona que se encuentre en un mal momento?

Creo que “La lucidez” sería un poema ideal; habla de la vida como algo a lo que lanzarse, algo un poco salvaje, que a veces sale bien y otras no tanto. Podría ayudar a alguien que esté perdido o ande a tientas.


¿Qué esperas transmitir?

Lo que quiero transmitir es mi estado de ánimo, sea cual sea: A veces será algo suave, agradable, a veces será algo oscuro, a veces no será nada. Mi intención es que quien me lea absorba una serie de sensaciones e imágenes que tengan un contenido “a medio digerir”, es decir, no pretendo dar a los lectores toda la “información”, sino que ellos mismos la reconozcan y traduzcan en su propia piel, por eso me gusta jugar con la ambigüedad y el misterio.

¿Cuáles son tus autores de referencia?

Esta es una de las preguntas más difíciles de responder para mí, porque en mi cabeza suena: ¿A quién te querés parecer? Me gusta pensar que mis influencias son variadas, desde la locura de los poetas Beat, hasta la sencillez cruda de los novísimos como Panero o Moix, pasando por la melancolía de mi natal Sudamérica, tan clara que es palpable en Benedetti, Cortázar, Pizarnik…

¿Cómo crees que habría que acercar a los jóvenes a la poesía?

Creo que hay una desconexión entre la gente joven y la poesía porque existe una visión de la misma como algo viejo y obsoleto, incluso aburrido. Creo que la única manera de acercar a ambos mundos es con buena poesía buena, poesía variada, con espacios para difundirla para que llegue a todas partes. La poesía no es como la música en cuanto a popularidad; la música nos llega a todas horas en todos lados, por eso es más fácil que uno pueda decidir qué estilo nos gusta, qué artistas nos atraen, dónde explorar…La poesía todavía lucha por hacerse un hueco en la vida social. Si quiero ir a ver poesía, y a pesar de vivir en Londres, tengo que pasar un buen rato investigando dónde, cuándo y cómo. Eso tiene que acabar.

¿Qué significa para ti leer?

Leer es crecer en todos los sentidos; uno aprende y experimenta tanto a través de la lectura que es imposible imaginarse un mundo en el que no exista. Es uno de los rasgos más atractivos en una persona: ser un buen lector. Marca la diferencia entre una mente desnutrida y una mente vibrante, sana y llena de libros. Es divertido, es extremadamente útil y es gratis. Es básicamente perfecto.

¿Y escribir?

Escribir es inventar, expresar, rehacer. En mi caso, suele ser un ejercicio de introspección, aunque a veces es por puro entretenimiento. Sinceramente, si a uno le gusta escribir, es muy difícil que se aburra, no porque esté escribiendo constantemente sino porque te hace analizar la realidad de otra forma,: nos permite cambiarla, estirarla, hacerla desaparecer. Escribir te da poder, o al menos la sensación de poder, de decidir lo que es y lo que no.

¿Cómo está siendo la promoción de tu poemario?

Internet es la clave, para variar. El equipo de Editorial Argonautas tiene tentáculos que alcanzan todas las redes sociales y se aseguran de que nuestros nombres aparezcan por acá y por allá. Además, como mánager de una librería, a veces me auto-vendo y les hablo a mis clientes de mi página web o de mi libro. Cuando una es "desconocida" tiene que hablar mucho y moverse.

¿Qué le dirías a un lector indeciso?

Los lectores indecisos son una constante en mi vida (paso ocho horas diarias en una librería). Con los libros pasa como con la comida, hay gente que sabe exactamente lo que quiere y gente que necesita consejos y sugerencias. En mi trabajo, tengo que recomendar libros constantemente y me apasiona, hay que "leer a la gente" para saber lo que les va a gustar y lo que no. Si se trata de mi libro les diría que deberían de leerlo porque es una excelente pieza de poesía contemporánea (:D)


Muchas gracias a Sofía por concedernos esta fantástica entrevista y acercarnos un poquito a "Aire Sucio". Si queréis haceros con este poemario, podéis hacerlo desde aquí: Aire sucio (Rhytmos)

Siguiente
« Anterior
Gracias por tu comentario :)