Entrevista a Katarina Bivald


Hoy tenemos el placer de entrevistar a una gran autora que nos encandiló con su primera novela, "La librería de los finales felices", y que ahora vuelve con "Déjate de chorradas y búscate una vida". Antes de que paséis a leer las preguntas y las respuestas os adelantamos la sinopsis:
El verano en que Anette Grankvist cumplió dieciocho años se prometió a sí misma tres cosas: conduciría una moto, se compraría una casa y se valdría por sí misma. 

Diecinueve años después, a punto de cumplir los cuarenta, sólo ha conseguido apañárselas como ha podido. Mientras su hija vive en casa, las prioridades han sido otras, pero cuando Emma empieza la universidad, Anette descubre que una cosa es ser madre soltera con hijos, pero serlo sin ellos es energía femenina desaprovechada. 

¡Nunca en su vida había tenido tanto tiempo libre! ¿Se apuntará a conocer a hombres por Internet? ¿Le dará por el feng-shui, el punto de cruz? No, Anette retomará su lista de proyectos pendientes (y aparentemente imposibles) y empezará por el primero de ellos: conducir una moto.

Y ahora, ¡vamos a la entrevista!

¿En qué te inspiraste para escribir Déjate de chorradas y búscate una vida?

Mientras aprendía a conducir una motocicleta y a soñar con la libertad, la aventura y la carretera me enamoré. Y en algún momento entre todo esto, descubrí que la libertad quizás no es tan complicada como piensan las personas. Este libro no es en absoluto autobiográfico, pero he compartido con Anette su anhelo de movimiento, libertad y vacilación ante ella.


Cuéntanos sobre la novela

El verano en que Anette Grankvist cumplió 18 años se marcó tres metas en su vida: aprender a conducir una motocicleta, comprarse una casa y convertirse en una persona completamente autosuficiente.

Hoy, 19 años después, aunque ha conseguido convertirse en una persona autosuficiente, otros aspectos de su lista siguen sin completarse. Todo fue soportable – incluso agradable – mientras su hija vivía en casa, pero cuando Emma se fue para comenzar la universidad, Anette pronto se dio cuenta que tenía en abundancia aquello que había echado en falta las últimas dos décadas: tiempo.

¿Qué mejor forma de emplear su tiempo que comenzar tomar lecciones para aprender a conducir una motocicleta; embarcarse en un proyecto imposible; conocer a su propia madre, algo senil; y lanzarse de cabeza en un romance?

Resultó que la búsqueda de formas en las que emplear su tiempo libre y las ganas de aventura, la condujeron a las situaciones más inesperadas...


¿Qué es lo primero para ti – los personajes o la trama?

Una combinación de ambos, por supuesto, pero los personajes surgen más fácil definitivamente. Es como si tuvieran que sentarse y esperar hasta que sé qué es lo que pasará con ellos.


¿Has basado alguno de tus personajes en amigos/familiares?

No completamente, no, pero tiendo a añadir trocitos y piezas de la mayoría de mis amigos. Ellos apenas notan qué partes de los personajes han sido inspirados en ellos.


Si pudieras elegir a algún famoso para promocionar tu libro ¿Quién sería?

Una vez escuché en un contestador un mensaje de Fannie Flagg, la autora de Tomates verdes fritos. Hablaba sobre cuanto le había gustado mi libro y cómo la había animado. Desde entonces, no puedo pensar en ningún otro famoso para promocionar mi libro.


¿Cuál fue tu primer pensamiento cuando tuviste el libro en tus manos?

Para mí, tener la copia impresa del libro es ver que los personajes cobran vida realmente.

Ellos han existido en mi cabeza por tanto tiempo, que es casi una sorpresa verlos ahí, en la página, para que cualquiera pueda encontrarlos y conocerlos.


¿Cuánto tiempo has tardado en escribir este libro?

Es difícil de decir. Comencé a escribirlo hace muchos años entonces lo dejé apartado mientras trabajaba en La librería de los finales felices. Pero he trabajado en el a tiempo completo durante un año.


¿Sigues algún ritual para escribir?

Este es un informe completo de un día típico de escribir:

08.00 me levanto, a regañadientes.

08.00 – 09.00 Bebo el primer café en la cama. Envío el primero de una serie de mensajes de texto a un amigo con un trabajo de oficina normal. No consigo entender por qué no me responde inmediatamente.

09.00 – 09.30 Me ducho. Tomo más café (si estoy desesperada; combino ambas cosas y llevo la tasa de café a la ducha. Evito mezclarlo con el jabón)

09.30 Comienzo mi día de trabajo

09.32 Compruebo el email, Facebook y Twitter

09.33 Envío el segundo mensaje de texto a un amigo con un trabajo de oficina. Acepto el triste hecho de que evidentemente me odia al ver que sigue sin contestarme.

09.34 Envío un mensaje de texto a un colega amigo escritor. Recibo respuesta inmediatamente.

09.36 Definitivamente escribiendo.

09.39 Doy paseos alrededor del apartamento. Recojo la regadera para tener algo válido que hacer. Vuelvo a regar las plantas (progresivamente menos a medida que la novela avanza, evidentemente mucha agua mata a las plantas. O eso es lo que me dice mi hermana)

09.45 Café

10.00 En un papel esquematizo la trama y/o el personaje

10.45 Pienso en las grandes preguntas de la vida que he esquematizado para la trama o el personaje. Por ejemplo: la posibilidad de encontrar el amor, cómo sabemos realmente sobre lo que soñamos, la pérdida de hijos, etc. Envío mensajes sobre esto a mi amigo con un trabajo de oficina. Recibo respuesta, pero analizo si hay algo en el tono que se note un poco forzado.

11.00 ¡Incertidumbre!

11.10 Le envío un email sobre la incertidumbre a un amigo escritor. Ninguno de los dos puede escribir y deberíamos encontrar un trabajo de día.

11.15 Uf! Falsa alarma. Soy invencible e increíble y probablemente seré la primera escritora de novelas felices en ganar el Premio Nobel.

11.20 Ooooooh. Nuevo email de mi amigo escritor con un enlace a un artículo sobre escritura.

11.30 Tiempo de escribir

13.00 Comida

14.00 Agotada. Miro series de televisión para “investigar”


¿Tienes más libros en proyecto?

Actualmente estoy trabajando en mi tercer libro que se desarrolla en un pueblo pequeño de Oregón.


¿Algunas palabras de sabiduría para los escritores principiantes?

Sé rechazado. Eso mejorará tu novela al reescribirla. Y entonces mantente escribiendo. La razón principal por la que las personas no consiguen ser publicadas es porque paran de escribir.


¿Qué mensajes esperas que los lectores saquen de tus libros?

Que nunca es demasiado tarde – o demasiado pronto- para tener una vida. No importan lo molesto que pueda ser.



Desde Libros que voy Leyendo queremos agradecer a Katarina la amabilidad que ha tenido al aceptar responder nuestras preguntas. (La entrevista se hizo en inglés, esperamos haber reflejado con fidelidad sus respuestas)

Podéis haceros con su libro desde el siguiente enlace: Déjate de chorradas y búscate una vida
Siguiente
« Anterior

1 comentarios, ¡deja el tuyo!:

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
26 de marzo de 2016, 2:17 ×

Hola!! Le tengo muchas ganas a este libro, a ver si en breve puedo hacerme con el.
Saludos :)

Gracias Lágrimas de Brea A. por tu comentario!
Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)