Entrevista a Eba Martín Muñoz



Entrevistamos a Eba Martín Muñoz, autora de "Seres Malditos".


Háblanos de Seres Malditos. ¿Qué nos vamos a encontrar en ella?


Se trata de una novela coral, en la que la vida de varios personajes, en apariencia inconexos, se irán enredando entre sí, tejiendo un macrocosmos lleno de contrastes: ternura y horror, humor y tensión, amor y odio, violencia y grandeza, erotismo y crítica al cinismo de la sociedad.

Es una historia que explora la interioridad de los personajes, de un modo realista, aunque, en su mayoría, sean criaturas fantásticas, con sus virtudes y defectos.

Tres adjetivos con los que definirías tu novela

Dinámica, misteriosa, visual.



¿Qué la diferencia de otras novelas del género?

En primer lugar, la considero un híbrido de varios: dark fantasy (o novela gótica) fusionado con un tratamiento realista de los diferentes temas explorados (soledad, dolor, traición, desarraigo, búsqueda del amor y del reconocimiento, anhelo de poder y deseo físico), ubicando las tramas en lugares reales (ciudades, edificios, establecimientos, etc) donde intervienen personajes históricos.

Otro punto diferenciador es el humor sarcástico y negro de la obra, a veces muy español, otras grotesco y esperpéntico, que contrasta con el ambiente denso y hostil en el que viven, junto a diversas alusiones artísticas y literarias.

Además, trata de empatizar con el “monstruo”, al que dejaremos de ver como tal al aproximarnos a su punto de vista y a sus emociones.

Y, finalmente, querría aclarar que no estamos ante una novela juvenil, destinada al público adolescente, sino ante una novela adulta escrita para adultos, por el tratamiento crudo de los temas.

¿Te has encariñado de algún personaje?

Por supuesto. Me encariño de muchos, a otros los odio, y con otros tengo una batalla continua de amor-odio. En este caso, los niños de mis ojos son el protagonista y Leo.

Curioso que nombres a dos personajes masculinos cuando la novela está poblada de personajes femeninos, de mucho carácter. ¿A qué se debe?

Bueno, en eso soy muy lorquiana. Además, al ser mujer, estoy más cerca del universo femenino de su sentir, que al masculino. Incluso mis personajes masculinos, por muy crueles o “malvados” que sean, están fuertemente conectados a una mujer. Sus motivaciones, positivas o negativas, están siempre ligadas a una madre, una amante, etc. No quiero decir que sean títeres, porque de hecho tienen bastante carácter, pero sí que la mayoría de sus actos vienen condicionados por una mujer, aunque sea de modo inconsciente.

¿Cómo definirías tu estilo?

Ecléctico: mezclo el lenguaje cercano, fresco y natural de algunos personajes (sobre todo en sus reflexiones internas), con uno más almibarado o artificioso de otros personajes, sobre todo si pertenecen a siglos anteriores, y uno neutro pero culto en los fragmentos narrados en tercera persona.

Destaco el empleo de los flashbacks en la narración y pequeños flashforwards a través de recursos oníricos, ensoñaciones o premoniciones.

¿Cuándo y por qué empezaste a escribir?

Desde muy pequeña. Empecé con poesía, como creo que hemos hecho todos, experimentando. Era una lectora voraz y precoz, que con doce años ya se había leído toda la obra de Tolkien y Asimov, y fue algo natural para mí porque sentía el amor por las letras en mis venas (de hecho, me licencié en Filología por ello y enseño Lengua y Literatura en un instituto).

Gané mi primer premio de poesía en 8º de EGB, y luego alguno de relatos en la adolescencia. También coqueteé con el teatro. Después hice un parón importante y me limité a ser simplemente lectora y a volcar mi creatividad en las clases con mis alumnos. He vuelto al redil hace muy poco en realidad: hace un año.

¿Fue entonces cuando comenzaste a escribir Seres malditos?

No realmente. Me da algo de pudor confesar cómo y cuándo nació mi novela, pero quienes han estado a mi lado durante el proceso insisten en que es una buena anécdota para compartir con los lectores, y causa de orgullo.

Todo surgió el pasado puente del Pilar, el 12 de octubre. Estaba aburrida en casa y escribí un microrrelato en Facebook que, inmediatamente, tuvo una gran acogida. Decidí ampliarlo a un relato ese mismo fin de semana. Ocho días después me puse en serio a escribir la novela (al principio iba publicando los capítulos en mi Facebook, para obtener el feedback de mis contactos). Enseguida noté que los personajes tenían vida y que todas las historias crecían: la novela ya no sería una novela, sino una saga. Y se hizo realidad. Ochenta y nueve días más tarde, salía publicada la primera entrega.

¿Cuántas partes prevés que serán?

Lo que el libro me pida. Soy una escritora-lectora; es decir, siempre me pongo de parte del lector y, como me molesta sentirme estafada con sagas interminables con páginas (o incluso libros) de relleno, o con un final precipitado donde no se explican bien las cosas, quedan hilos sueltos o no te cuadra con lo anterior, mi máxima es dar al libro las páginas que necesite, ni una más ni una menos.

Por eso evito palabras como trilogía, tetralogía…, porque escribiré lo que él requiera. Sí que puedo asegurar que serán un mínimo de tres libros (el primero es el origen de todo, el segundo donde vemos la conversión, el tercero donde se resuelven parte (o todos) de los misterios e incógnitas), y veremos si necesita una cuarta o quinta entrega.

¿Para quién escribes: para ti, para los lectores o para tus personajes?

Pues justamente, escribo para todos ellos, en ese orden. Empecé a escribir porque sentía la necesidad de volcar ciertos sentimientos e ideas, purgarme de algún modo. Luego entré en una fase de exaltación creativa en la que escribir me hacía inmensamente feliz. Ahí caí en la cuenta de que estaba escribiendo el libro que yo quería leer y entonces supe que no escribía para mi “yo escritora”, sino para mi “yo lectora” y para mis testers y futuros lectores. Cuando los personajes dejaron de ser meras ideas, y los sentí como entes reales, quise escribir también para ellos.

Eso sí, cada vez que escribo algo, cada giro que le doy, siempre es para intentar sorprender, cautivar y enganchar al lector con algo que no se espere.

¿Cómo están siendo la experiencia de la autopublicación?

Para alguien como yo, muy “Juan Palomo”, la parte de la publicación genial, ya que diseñé yo misma la portada (al igual que ya tengo la segunda hecha). Tengo en mente una portada increíble, pero mi presupuesto me impide, de momento, cumplir con la portada de mis sueños. Al tener formación y experiencia en corrección, también he realizado la corrección. Si hubiera tenido que pagar a terceros para ambas tareas, habría supuesto un desembolso inasumible para mí.

Las ventajas que veo son la inmediatez, algo importante para impacientes como yo que no se ven llevando la obra a editoriales, aguardando a una respuesta que probablemente nunca llegaría, porque éstas están tan desbordadas con los centenares de manuscritos que reciben a diario que acabaría criando polvo junto a ellas. La otra ventaja es que me ha permitido llevar yo todo el proceso: escritura, maquetación, corrección, diseño de la portada…

¿Desventajas? Todo lo que viene después. Eres un pececito pequeño y desconocido luchando en un mar de peces más grandes que tú. Al no tener una editorial detrás, ni nombre conocido o padrinos, no cuentas con publicidad, estrategias de marketing, contactos, firmas de libros, entrevistas o cualquier tipo de difusión. Todo debes hacerlo tú, en tus pequeños ratos libres tras el trabajo, tus obligaciones y continuar escribiendo la segunda parte. Entonces llega la pregunta: “¿Si nadie te conoce, van los demás a darte la oportunidad de leer tu novela, con tantos libros por escoger? Es ahí cuando me doy cuenta de que ahora comienza el duro camino de darla a conocer, que la gente la lea y empiece el boca-a-boca. Para ello, al menos contamos con las reseñas que dejan en Amazon los lectores.

¿Para cuándo la segunda entrega?

Esta vez tardaré más, por diversos motivos: uno es justamente por la lucha en la promoción de la novela (junto a la fanpage de Facebook creada con ese objetivo), y otro que la segunda será algo (quizá bastante) más larga que la anterior.

Lo remarco tanto para los que esperan que tenga el segundo libro, de nuevo, en tres meses. Esta vez no será posible, pero sí que verá la luz entre los meses de agosto y septiembre. Será una espera corta, de apenas cinco meses, porque ya está bastante adelantada.

¿Qué autores te inspiran?

No sé si me inspiran, pero puedo decir que he bebido de autores tan diferentes como Stephen King, Edgar Allan Poe, Horacio Quiroga, Frank Kafka, Ovidio, Anne Rice, Juan Rulfo, García Márquez, Bram Stoker y Dan Simmons. La lista es interminable.

¿Te ves escribiendo en un género diferente?

Bueno, ya lo he hecho… Me siento muy cómoda en este género, pero también en otros como la literatura infantil, fábulas, teatro, etc.

¿Dónde se puede adquirir Seres Malditos?

En Amazon y todas sus filiales, como Createspace.com, Bookdepository.com. Siempre a través de internet, tanto para su edición en papel como en digital.

¿Qué estás leyendo en estos momentos?

Hoy mismo acabo de finalizar, por fin, la saga de El juego de Ender, titulado Hijos de la mente. No era el final que yo había imaginado tras tantos libros (y otras dos sagas del autor, Orson Scott Card, que se entrecruzan con la primera), pero para mí es el mejor libro de ciencia ficción de todos los tiempos.

Recomiéndanos un libro

¿Sólo uno? Haré trampa entonces, porque uno sólo me resulta imposible, y escogeré cuatro según las sensaciones que busquéis.

Como mi autor favorito es Stephen King, para pasar miedo os recomiendo el que considero que es una obra de arte: IT. Si queréis disfrutar de una historia inquietante, que os atrape y enganche tanto que hasta soñéis con ella, leed Hijos de la mente de Dan Simmons. Si buscáis una novela ligera para no pensar y tener agujetas de la risa: Maldito karma de David Safier. Y, finalmente, si lo que queréis es llorar, Bajo la misma estrella de John Green.



Desde Libros que voy Leyendo queremos agradecer a Eba que nos haya concendido esta entrevista y haya sido tan sincera en sus respuestas.
Siguiente
« Anterior

6 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
27 de marzo de 2016, 11:45 ×

Hay una errata: el libro de Dan Simmons es "Vampiros de la mente"

Responder
avatar
admin
27 de marzo de 2016, 12:11 ×

Muy grande eba,tendrás éxito porque además de ser una gran escritora eres una gran persona..
.besos

Responder
avatar
admin
27 de marzo de 2016, 12:12 ×

Muy grande eba,tendrás éxito porque además de ser una gran escritora eres una gran persona..
.besos

Responder
avatar
admin
Teresa
27 de marzo de 2016, 12:57 ×

Enhorabuena Eba por la entrevista la cual hace q aun tengamos más ganas de leer tus futuros libros.

Responder
avatar
admin
27 de marzo de 2016, 13:12 ×

Estoy de acuerdo con que es una novela para adultos, es una versión madura de la fantasía vampirica y de terror. Los lectores de culto encontrarán ciertas reminiscencias a "Drácula" o "Entrevista con un vampiro" con cierta cercanía como ocurre en el realismo mágico de Allende. Para los que solo quieren leer una buena obra, encontrarán que es ácida, tierna, con cierto humor, pero sobretodo sobrecogedora. Tal vez en ciertos momentos te encuentres perdido, pero de repente todo fluye y encaja. Al que sea fiel al género, se la recomiendo encarecidamente

Responder
avatar
admin
28 de marzo de 2016, 17:33 ×

Os felicito por esta entrevista tan amena. Como lectora, estoy totalmente de acuerdo con la visión que tiene la autora de su novela —creo que no puede haber mejor reseña que la suya—. Además, sus respuestas, directas al grano, sencillas y sin pretensiones, reflejan, a mi parecer, su profesionalidad y su amplio bagaje cultural. ¡Enhorabuena, Eba!

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)