"El último año en Hipona" de Roberto Carrasco


Sinopsis

Una novela de amor y misterio, canciones prohibidas, franquismo y encuentros clandestinos a media- noche.

Julio Durán acaba de comenzar su último año en el San Agustín de Hipona. Cuando se gradúe, será un hombre hecho y derecho, un español como Dios manda. Pero no cuenta con que se pueden torcer sus planes. ¿Qué pasará si un estudiante modelo como él se enamora de uno de sus compañeros?

¿Podrá sobrevivir un amor tan especial a la intolerancia, los secretos y conspiraciones que asolan este internado masculino?
.
Datos Técnicos

Editorial: La Calle
Número de páginas: 176
Encuadernación: Tapa blanda / Epub
ISBN: 9788416164363
Año de edición: 2015
Precio: 12,4€ / 6,41

Sobre el autor: Roberto Carrasco

Impresiones

Es una novela muy cortita, sólo 176 páginas, pero no por ello nada intensa, todo lo contrario. 

Dividida en dos partes y a su vez en capítulos. Hay dos historias unidas entre sí: Mario, un adulto escritor que lleva un tiempo sin escribir debido al atentado ocurrido en Madrid el 11M, pero que de repente encuentra su historia; una historia que será dura de contar por diversos motivos que irá descubriendo el lector. La otra trama es la del escritor narrando la historia de los alumnos del Hipona. Es la parte narrativa que más nos llenará, que más cruel es por su contenido. Un colegio tiene la obligación de educar o por lo menos eso se piensa, pero en la España franquista podían ocurrir muchas cosas en los colegios de curas. Todos nos iremos a pensar en los abusos sexuales y castigos, pero no… la realidad va más allá. Podríamos llamarlo “correccional para desviados”, si por este término despectivo englobamos a niños homosexuales. En todos los tiempos, incluso hoy en día se han hecho aberraciones hacia los homosexuales, de hecho se ha sostenido y se sigue sosteniendo que es una enfermedad y se ha intentado corregir mediante electroshock y salvajadas mil. Pero la crueldad de la historia, de lo que ocurre en el colegio va mucho más allá. Espero que buena parte de ello sea ficción porque de asemejarse a la realidad es repugnante y sé que atrocidades se han cometido. A los niños se les endereza para que vayan por el buen camino: se les enseña a torear, que es muy de “hombres”, ni que el homosexual no sea hombre, obviamente se juega al futbol, se les pone in situ clases prácticas de sexo, de cómo penetrar a una mujer, y sí digo penetrar porque de amor nada. Porque hay que “domesticar a la bestia, y preñar a la mujer”. Otra perlita estupenda. Es una denuncia continua. Muy bien llevada. Que nos pone de relieve el acoso a personas que simplemente son diferentes, y es que todos los somos, anda que si nos persiguiésemos unos a otros no quedábamos ni uno.

Es de las lecturas LGTB que más me ha gustado porque es una visión de otra época, del horror que pasan unos críos, de huída, de amor, de confesiones, de superación y hundimiento. Ya sabéis que no soy partidaria de calificar las novelas así, porque desde mi punto de vista no tendría que haber colectivos de ninguna clase, a quien ame cada uno es cosa suya. Y el amor, o elegir a la persona con quien quieres compartir tu vida no entiende de siglas.

Me ha gustado más la primera parte. En la segunda se resuelven muchas incógnitas que nos ha dejado la primera, pero te encariñas tanto con los niños que se queda un poco coja, aunque comprobaremos como esos niños, alumnos del San Agustín de Hipoma tienen unas cicatrices imposibles de borrar, porque el horror no borra, se puede sobrellevar pero te acompaña siempre.

Hay mucho más que decir sobre ella, pero como tiene parte de misterio, sería una pena estropearlo.

En cuanto a lo cuidado de la narración, y los puntos de giro así como los diálogos y los personajes tanto principales como secundarios está bien cuidado.

Como dice el autor: No hay que olvidar.

Reseñado por Rocío Carralón


Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde aquí: El último año en Hipona










Siguiente
« Anterior

3 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
19 de enero de 2016, 0:38 ×

No me llama mucho la atencion asi que no creo que lo lea.

Saludos

Responder
avatar
admin
Anónimo
6 de marzo de 2016, 11:36 ×

Vaya mierdon

Responder
avatar
admin
Anónimo
6 de marzo de 2016, 11:37 ×

Hay mucho que leer para detenerse en chorraditas

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)