Entrevista a Reyes Monforte



Rocío Carralón: Hola Reyes. En primer lugar darte las gracias por concedernos un ratito de tu tiempo para charlar con nosotros.

Reyes: Un placer. Además me estáis acompañando en una espera eterna en un aeropuerto, así que nos acompañamos mutuamente…

Rocio: Gracias a tu última novela “Una pasión rusa” has sido galardonada con el premio Alfonso X El Sabio de novela histórica. Al no ser Lina un personaje conocido aquí en España, ¿te ha resultado muy ardua la labor de investigación?

Reyes: A Lina no la conocíamos mucho en España. De hecho yo me enteré de su existencia cuando vi una placa en la fachada de un edificio de una calle de Madrid , en la calle Bárbara de Braganza, donde se informaba de que en ese lugar había nacido Lina Codina, esposa y musa del compositor Serguéi Prokófiev. Desde ese momento empecé a interesarme por ella, por su historia y descubrí que la historia de Lina era la historia del siglo XX, con sus partes buenas y sus partes malas. Lo bueno es que de todos los acontecimientos históricos, sociales y políticos que sucedieron en el siglo XX están más que documentados y son los que vivió Lina : 2 Guerras Mundiales, un periodo entreguerras, una guerra civil rusa, una Revolución Rusa, el París de los años 20 y su vanguardia cultural, el Nueva York de los rascacielos, y las personas que acompañaron a Lina son personajes públicos, como lo llegó a ser ella y su marido: desde Coco Chanel, Hemingway, Matisse, Lorca, Picasso, Miss Stein o Walt Disney hasta Stalin, Hitler, Mussolini… Tenía los escenarios, los personajes, los datos biográficos de todos ellos… solo he tenido que novelar una historia, escribir la novela de ese tiempo.

Rocio: ¿Cuesta mucho poner emociones, sentimientos y pensamientos a personajes que han sido reales para no salirse en exceso de la línea histórica? Supongo que uno está más supeditado a no dejar volar la imaginación en exceso.

Reyes: Si fuera un ensayo o una biografía sería más complicado, pero al ser una novela las licencias de “ficcionar” la realidad son más amplias . Novela es ficción y eso se te da más libertad para construir una historia, pero siempre sin faltar a la veracidad del contexto histórico y por supuesto documentándote muy bien de los personajes y de la historia. De todas maneras, en el terreno de los sentimientos y las emociones, aunque cada uno vivamos y entendamos el amor de una manera, solemos igualarnos todos en el mapa de lis sentimientos . Luego cada autor lo adorna bajo su criterio, con la información que tiene, tanto propia como ajena. Suelen decir que todo autor deja algo de sí en cada libro… y yo creo que es verdad.


Rocío: Yo leí el libro sin saber absolutamente nada de él. Me acuerdo que al principio pensaba: Se ha pasado, anda que conocer a tanto personaje importante, esto es de todo menos creíble. Y sí, es verdad; una vida rodeada de personajes ilustres, entre algodones, por decirlo de alguna manera y luego demostrar contra todo pronóstico la entereza que tiene ante las adversidades. Y es que los dichos “que no me de Dios todo lo que pueda aguantar” y “el amor mueve montañas” aquí se cumplen a la perfección.

Reyes: Yo siempre he defendido que la realidad supera la ficción, para bien y para mal. Quizá por eso, las historias de mi libros están basadas todas en hechos reales porque existen historias increíbles, que cuando nos las cuentan por primera vez decimos lo mismo que tu pensaste: “Se ha pasado. No puede ser”. Y es. Es cierto que , por norma general, nos crecemos ante las adversidades. En el caso de Lina, dado que sus luces habían sido muy llamativas, sus sombras también lo fueron. Del lujo y del glamour del París de los años 20, de las noches de estreno, de fiestas, de cenas con nombres ilustres de la literatura, la música, la política, la pintura y la cultura, pasó a ser condenado a 20 años de trabajos forzados en un gulag, al ser acusada de ser espía extranjera. La vida te puede cambiar en un segundo, y puedes pasar el paraíso al infierno en muy poco espacio de tiempo. Es la vida.

Rocío: Como mujer, ¿qué piensas de la reacción de Lina?, ¿de su marido? ¿Hubieses sido capaz de reaccionar de la misma manera?

Reyes: Entrar ya en el terreno de los juicios, es complicado. Es fácil juzgar desde fuera, casi un siglo después, estando en casa cómodamente sentados. Pero cuando te toca vivirlo a ti, es distinto, todo cambia, tu eres el protagonista y nadie sabe como puedes reaccionar excepto tú. De todas maneras, ten en cuenta que en cuestiones de amor, pocas cosas son explicables bajo el prisma de la lógica y casi nunca hay normas de comportamiento o de actitud. Tampoco hay que olvidar que hablamos de un contexto histórico muy complicado, que la historia que Lina vivió fue hace casi un siglo y que es cierto que la situación de la mujer no era la misma que es ahora. Juzgar la vida de los demás y su comportamiento sin entender bien sus circunstancias, tanto personales como históricas, es delicado.

Rocío: Después de tantas novelas, tanta implicación ¿cuál de ellas ha supuesto más reto? ¿De qué personaje te has enamorado más, cuál te ha dado más alegrías o penas?

Reyes: Cada historia es un mundo. A mi me han dado alegrías todas las historias. Es cierto que le tengo un especial cariño a “La Rosa Escondida” y “La Infiel”, pero imposible olvidar “Un burka por amor” o “Besos de Arena”. Sin embargo, la historia que cuento en “Una pasión rusa” me ha llenado mucho, suelo decir que me he quedado muy enganchada a Lina , no solo por su historia, sino por el momento en el que la vivió y los compañeros de viaje que tuvo.

Rocío: El periodismo es una profesión que requiere de muchas horas para preparar cada programa, crónica o entrevista ¿cómo te las apañas para distribuir tu tiempo para escribir? ¿Aprovechas vacaciones?

Reyes: Cuando de verdad quieres escribir una historia, sacas tiempo de donde sea, incluso de donde no lo hay. Cuando escribí “Un burka por amor” lo tuve que compaginar con mi trabajo en la radio y fue muy complicado porque yo estaba 8 o 10 horas en la radio y volver a casa de madrugada y tener que escribir un libro, era complicado, así que aprovechaba fines de semana y cualquier hora que pudiera robarle al día. Cuando tienes la suerte de poder dedicarte casi por completo a la escritura, siempre es más sencillo, en cuanto a plan de trabajo y horarios.

Rocío:¿Viajas a los países en los que ocurren tus historias?

Reyes: Depende. Si lo necesitas para documentarte, sí. Por ejemplo, en el caso de “Una pasión rusa” yo no podía ir a conocer ni el gulag, ni la Lubianka, ni los campos de concentración rusos tal y como fueron durante el Gran Terror Rojo de Stalin, ni el París de los años 20… pero sí que he estado en Rusia, en París, en Nueva york, y eso algo ayuda. Pero lo importante es la historia y como la cuentes. Si escribes sobre una historia del siglo XII, difícilmente puedes viajar a esos escenarios… pero hay otras manera de viajar, con la imaginación, por ejemplo, eso siempre funciona y resulta mucho mejor. Aunque siempre se haga sobre una base real.

Rocío: ¿Te ves cambiando de género a la hora de escribir?, me refiero no ya a una historia por ejemplo fantástica, por ejemplo para otro tipo de lector, pongamos por caso infantil o juvenil.

Reyes: La verdad es que el género es lo que menos me importa. A mi lo que me interesa es encontrar una buena historia, digna de ser contada, que me impacte a mi primero para que sea capaz de contarla de tal manera que también impacte, emocione y conmueva a quien la lea después. Si esa historia está dentro del género histórico, ciencia ficción, juvenil, novela negra o lo que sea, es algo que viene después. Pero lo importante , para mí, es encontrar la historia y el personaje que le da sentido. Y luego contarla de la mejor manera que puedas.

Rocío: Considero que España siempre ha tenido un bagaje cultural muy amplio pero a la vez está en detraimiento. ¿Piensas que esa “época dorada” terminará por desaparecer? ¿Tanto consumismo y tecnología hacen que las generaciones venideras tengan sus intereses en cosas más triviales?

Reyes: Espero que no. Yo creo que todo tiene su tiempo y su lugar, y que todos podemos convivir en un espacio. No creo que el ebook haga desaparecer al libro de papel, siempre lo he dicho, incluso cuando al principio muchos lo vaticinaban. Y solo tienes que ver las cifras que se manejan: los dos soportes están conviviendo sin problemas. Donde si veo problema es en la piratería: son muchos trabajos los que están amenazados, no solo el escritor, y si eso no se frena, se frenarán las historias, los escritores y nadie querrá escribir algo que saben que le van a robar sin más. En eso sí que deberíamos todos ponernos serios.

Rocío: Tú cómo periodista, inmersa en el mundo de la comunicación, ¿consideras que un escritor mínimamente conocido en cualquier ámbito lo tiene más sencillo a la hora de meter la cabeza a la hora de publicar?

Reyes: Supongo que para un escritor que ya tiene libros publicados , y más si le han ido bien, es más sencillo poder publicar con una editorial . Pero nunca se sabe. Cuando yo publiqué “Un burka por amor” no había publicado nada, y fíjate cómo resultó. Muchas veces hay que decidirse a probar suerte: si tienes una historia y confías en ella, tienes que llamar a muchas puertas hasta que alguna se abra, y si se abre una ventana, pues entrar por ella. Siempre hay que intentarlo.

Rocío: Amazon ha entrado muy fuerte en España. ¿Qué opinas de la autopublicación?

Reyes: Es una forma de publicar tan buena como otra cualquiera. Eso permite que lleguen a nuestras manos historias que quizá de otra manera más tradicional, no nos llegarían o tardarían más en hacerlo. Lo importante es contar historias, acercar tramas, descubrir personajes… la manera de hacerlo ya depende de muchas cosas

Rocío: Después de varias novelas, muchas presentaciones, firmas ¿tienes alguna anécdota digna de recordar?

Reyes: Anécdotas muchas, y todas buenas. EL encuentro con los lectores siempre da mucho de sí, por lo que te cuentan, lo que comparten contigo, lo que imaginan o lo que han interpretado de lo que tu has escrito, lo que te dicen.. recuerdo una vez en una firma en la Feria del libro de Madrid, que se me acercó un niño que no tendría más de 6 años . Venía con su padre y quería regalarle a su madre uno de mis libros. Mientras se lo firmaba, el padre intentaba que hablara conmigo y el niño me preguntó si yo había escrito todos los libros que tenía alrededor esperando a ser firmados. Yo le contesté que lo escribía una vez y que después la editorial se encargaba de imprimir muchos. Y todavía recuerdo la cara de decepción del niño, como diciendo, “pues vaya, escribe uno y le imprimen miles”.

Rocío: ¿Cómo periodista que pregunta te harías porque nunca te han hecho?

Reyes: Yo creo que ya me las han hecho todas y de todas las formas posible !!... pero aquí la que ejerce de periodista eres tú, y no se me ocurriría ocupar tu lugar… jajaja. No soy de invadir territorios que no me corresponden, cada uno debe estar en su sitio, ¿no crees?
Ha sido un verdadero placer, Rocío, y gracias por contribuir a dar a conocer los libros y por vuestro impagable trabajo a favor de la literatura. Muchas gracias.


Desde Libros que voy Leyendo queremos agradecer a Reyes Monforte que nos haya concedido la oportunidad de conversar con ella.

Siguiente
« Anterior

6 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
4 de noviembre de 2015, 18:14 ×

Gracias por la entrada. Está genial la nueva novela de Reyes y ella es encantadora.

Besos

Responder
avatar
admin
4 de noviembre de 2015, 21:39 ×

Genial, adictiva, apasionante, maravillosamente bien escrita ... Una Pasión Rusa es una novela inolvidable , no os la perdáis

Responder
avatar
admin
4 de noviembre de 2015, 22:41 ×

Me ha gustado bastante la entrevista, y el libro lo tengo pendiente para las navidades.

Responder
avatar
admin
4 de noviembre de 2015, 23:13 ×

Que bien leer esta entrevista!
Saludos

Responder
avatar
admin
5 de noviembre de 2015, 11:31 ×

Muy interesante¡¡¡ Gracias. Un beso

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)