Autopresentación de Mayte Esteban: antes que nada, lectora.


Mi nombre, ese con el que todos nos sentimos identificados, es Mayte. No me llamaron así durante mis primeros años de vida, tuvo que llegar el tío Martín, desde Bilbao, con todo su carácter y su empeño, para que dejaran de lado el que tengo en el carné de identidad y empezasen a llamarme como me gusta. Eso sí, con una letra que marca la diferencia, porque siempre he sido un pelín rarita.

Empecé a escribir cuando era muy pequeña. Me entusiasmaba tener el poder de controlar las vidas de los personajes imaginarios que poblaban mis sueños, y casi sin darme cuenta, a los diez años, había escrito mi primera novela, un relato de amistad, verano, aventuras… que desapareció engullida por las llamas de la chimenea cuando me hice mayor y vi las faltas de ortografía bochornosas que contenía.

Nunca he dejado de escribir, pero tuvieron que pasar muchos años hasta que me atreví a dejar que me leyeran y eso coincidió con la facilidad que da internet para compartir. Mi carrera literaria online empezó a la vez que la decisión de dejar que la gente que tenía alrededor viera lo que hacía cuando me pasaba horas y horas pegada a un cuaderno o al ordenador.

Publiqué por mi cuenta, apoyándome en el blog, tres novelas. Cada una de un género diferente, tan heterogéneas como las novelas que yo misma leo, que nunca se centran en un solo estilo. Soy, antes que nada, lectora, y esas lecturas iban condicionando de algún modo mis necesidades “literarias” en cada momento. El empuje que dieron los blogs literarios a mi osadía fue esencial para cuando llegó el gran momento: Detrás del cristal.

Esta era una novela que había empezado cuando acabé la Universidad. La dejé inconclusa, más que nada porque me había perdido en la trama. Algo no terminaba de encajar y, con el tiempo, me di cuenta de que era yo misma, que necesitaba cierta madurez para saber que no esta no era una comedia, como la planteé al principio, sino una historia llena de matices. Con un fondo inesperado, ese que habla del miedo, de los malos tratos, de nuestra incapacidad para reaccionar en algunas ocasiones ante lo que tenemos delante de los ojos. Borré lo que sobraba, unas ochenta páginas, y la historia fluyó. Y aquí se me fue la cabeza. La publiqué en Amazon soñando que podría ser un best seller. Unos días después estaba entre las más vendidas, yo tenía ofertas editoriales para ella y un estrés de mil demonios, pero agarré el toro por los cuernos y decidí que iba a seguir la premisa de una frase esencial en ese relato: “Está permitido equivocarse. Lo cobarde es no intentarlo”. Me decidí por Ediciones B y la novela ha gustado, a juzgar por todo lo bueno que me ha ido rebotando de ella.

Siempre tiendo a pensar que cualquiera puede hacer cualquier cosa que se proponga y que salga bien, como en esa fábula de El burro flautista, pero pensar así es un riesgo porque te empiezas a plantear si eso que has hecho no ha sido nada más que una casualidad. Dudando mucho, lo reconozco, presenté otra novela al III Premio Digital de Harlequín (HQÑ) y cuando me comunicaron que era finalista creo que empecé a contener el aliento. No he soltado el aire casi hasta ahora, cuando ha sido publicada y empiezo a observar la respuesta de los lectores. La están acogiendo con cariño y es todo un impulso para seguir.

¿Qué haré ahora? Pues no tengo ni idea. Seguir escribiendo, eso seguro, hacerle caso a un colega escritor al que admiro mucho, que el otro día me hizo prometer que sería siempre fiel a lo que siento a la hora de escribir, que me dedicaría solo a las historias que yo desee contar, sin pensar en lo que los demás esperan.

Es un excelente consejo.



Puedes leer la biografía completa de Mayte Esteban en el siguiente enlace: BIOGRAFIA Y OBRA
Siguiente
« Anterior

6 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
4 de julio de 2015, 11:41 ×

Que maravilla!^^
Besos

Responder
avatar
admin
Carlota Pérez Fdez
4 de julio de 2015, 17:06 ×

Sigo a esta autora a través de las redes. Gracias por darla a conocer un poquito más

Responder
avatar
admin
5 de julio de 2015, 11:12 ×

Pues Mayte a ver si va genial. Te deseo muchísima suerte. Yo por ahora sólo he leído un título tuyo Detrás del cristal y me gustó mucho su estilo.

Besos.

Responder
avatar
admin
5 de julio de 2015, 11:30 ×

Recomiendo mucho las novelas de Mayte Esteban, creo que sorprenden al lector por muchos motivos: su estilo, su buena factura, su originalidad, su sentido del humor, sus personajes, sus buenos diálogos, la sensibilidad de esos paisajes interiores... Es una buena apuesta lectora.

Responder
avatar
admin
5 de julio de 2015, 18:00 ×

Me encanta esta mujer. Buenos personajes cargados de sensibilidad

Slds
Judith

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)