Crónica del encuentro con Romain Puértolas



Hemos asistido a un encuentro con Romain Puértolas en el que nos presenta su última obra "La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel", nos habla un poco de sus personajes, sobre su forma de escribir y qué le inspira.

Romain es de esas personas que llenan espacios de sonrisas y buenas vibraciones. Tiene un gran sentido del humor, es muy conversador y un apasionado de la literatura.

Sobre él

Soy inspector de policía pero a los tres meses de la publicación de “El increíble viaje del faquir que se quedó atrapado en un armario de Ikea” tuve que dejar la policía porque no podía tener estas dos vidas muy llenas (más la vida de escritor que la de policía).

En ese momento el periódico "El Fígaro" había puesto un titular "El inspector de policía que hace reír a toda Francia" y eso dice un poquito de mi personalidad. Soy una persona seria, responsable como hay que ser pero que no me tomo mucho en serio. Creo que las cosas serias se pueden hacer de manera mucho

Más agradable, mucho más divertida sin que el trabajo o la efectividad esté dañada. Al contrario, creo que es mejor trabajar en buen ambiente por eso siempre por donde he pasado he intentado dar siempre un poquito de buen humor.

Como anécdota nos cuenta que en los lugares donde ha trabajado siempre le han dicho que es “la alegría de la huerta”. Su editora le dice que si él tiene que escribirle un mail que por favor se lo envíe con preferencia los lunes porque así ya tiene una cara positiva para empezar la semana.

Su lado positivo le viene por parte de su abuelo que es el Puértolas más remoto que ha conocido. Era de Huesca y se fue a Francia hace muchos años. Era una persona muy optimista, muy positiva y a la que no le afectaba mucho lo que pasaba alrededor de él. De hecho los alemanes le encarcelaron durante la guerra y él cuenta sus recuerdos de Alemania como "súper bien". Y esta característica pasó a mi madre y luego a mí que soy muy feliz. Me pasan cosas como a todo el mundo pero la vida es bonita y hay que vivirla y esto es lo que transmito en mis libros.

Sobre su obra


Primero con El faquir… que fue el primer libro publicado y con el que tuve la grandísima suerte, (cosa que nunca pasa en la vida) que te publiquen y que esté traducido en 37 idiomas nada más salir, que tengamos 13 ofertas de cine entre los cuales está la productora de Brad Pitt y una productora francesa que es una de las más potentes en Europa y todo esto antes de que saliera el libro en Francia. Esto es lo que es más fuerte porque una vez que tienes éxito en tu país es normal que vengan todos. Así que ha sido una gran suerte y me siento feliz. Ahora me dedico a escribir novelas, que tienen mucha parte real lo que pasa que las llevo al lector de manera un poquito más "edulcorada". La vida es dura entonces la envuelvo en cosas más fantasiosas y más fáciles de llevar. Por ejemplo en este libro lo principal es esta niña que tiene mucoviscidosis una enfermedad complicada y claro es una cosa trágica.

Zahera está desde que nación en un hospital de segunda zona con lo cual el tratamiento que recibe es bastante malo pero es feliz, es muy feliz porque tiene todo lo que le hace falta. Tiene esta enfermedad pero la misma no le imposibilita las 24 horas. Tiene sus momentos de descanso, de reposo y esto le permite soñar y tener una vida "normal" y es su afán descubrir el mundo a través de su cama. Tiene el sueño de ser astronauta-pastelera. Además se me ocurrió la idea de cómo sería hacer un suflé en el espacio y decidí desarrollar esta idea.

Lo principal de realizar este sueño, es que si consigue ser astronauta es porque ha llegado a una edad de mujer, avanzada, lo quiere decir que ha superado esta enfermedad y esto para ella es su ilusión. Estando en este hospital conoce Providence Dupois que es cartera y sufre una apendicitis. Está en un viaje de todo incluido en Marrakech pero tiene que ir a este hospital de segunda zona para que la operen y es allí donde se conocen y se enamoran porque son vecinas de cama.

Providence no ha podido tener hijos y Zahera ha perdido a su madre al dar a luz. Ambas se complementan y se ven cada una reflejada en la otra. La francesa decide adoptar a la niña. La parte de la adopción yo la salto, cuando empieza la historia ha conseguido la adopción (ya sabemos lo difícil que es el proceso de adopción pero en este libro no me interesaba tratar este tema) y lo más difícil o lo más fácil que queda es coger el avión e ir a Marruecos para buscarla y que esté esta noche en París con ella porque se lo ha prometido pero pasa lo del volcán y no puede viajar. Como ya no hay aviones ni nadie que circule, sólo le queda una manera y es aprender a volar con los brazos y ahí comienza todo.

Podría parecer disparatada pero no, hay un razonamiento detrás. Intento ponerle lógica a las cosas, poner fantasía pero que esté argumentada y que no sea gratuita. Es eso lo que intento hacer en mi libro porque es fácil escribir fantasía gratuita. Hay muchos libros así pero yo prefiero la fantasía controlada, que sirve para algo, para un propósito más serio y que te vas a dar cuenta. Aquí tienes piezas que te van a decir cuidado, cuidado lo que te estoy diciendo a lo mejor no es lo que te estás imaginando.

Yo juego mucho con la ilusión, yo he hecho antes programas de anti magia en los que explicaba los trucos de los magos y esto de la ilusión. Hay cosas imposibles de hacer como volar. Físicamente es totalmente imposible pero se puede dar la ilusión y ahí es donde interviene el truco de magia. Pero si lo lees todo, ves que encajan las piezas y tiene que impactarte. A mí no me ha impactado porque lo he escrito yo (sonríe) claro que lo sabía pero también me lo han dicho quienes lo han leído. Yo creo que si aquí no ponía este final, creo que pasaba al lado de algo. De hecho yo cuando lo escribí no puse este final pero lo acabé y estaba un día jugando con mi niño y de pronto me vino eso y me dije si, voy a hacer esto. Después la gente que lo ha leído me ha dicho que claro que casi es crucial porque entonces si no es gratuito todo eso y este final es vital.

Tenemos esta historia que está contada a un peluquero que a mí me encantan. Me gustan las peluquerías antiguas y lo veo como una antigua librería que lleva abierta muchísimo años, es súper literario y entras y te imaginas historias. Pues lo mismo en una peluquería, llegas e imaginas todo tipo de historias. Además el peluquero es un receptáculo de historias; todo el día escucha a estas personas que vienen y que le cuentan su vida. Es un poco como un sicólogo lo que pasa es que encima él te corta el pelo y el sicólogo no hace nada. Sales de la peluquería más ligero de pelo y de alma (más sonrisas).

Entonces me gustó mucho introducir esta escena de la peluquería que es una escena que vuelve de vez en cuando para decirle al lector "¡cuidado! la historia que estás leyendo es una historia que se está contando ahora mismo en este momento” y está reaccionando el peluquero. Es una narración un poco diferente a la de “El faquir…” que era muy lineal hasta el final y aquí tenemos esta historia con este giro al final, vemos la historia en la historia durante todo el proceso. Es una narración un poquito más compleja en forma y estructura y con mucha poesía y fantasía porque necesitamos eso. Y esto es en líneas generales un poco lo que vais a encontrar en el libro.

Encontramos varios mensajes subliminales en el libro. ¿Para ti cuál sería el principal?

El mensaje principal es que la vida puede cambiar cuando menos te lo esperas. No hay que abandonar 20 segundos antes del milagro. Nunca sabes dónde está el milagro pero no hay que abandonar, el dilema es que tú decides abandonar o no. En el cine no hay que levantarse antes del final de la película porque puede haber sorpresa. En alguna parte de la novela se puede encontrar este mensaje claramente “no la dejes porque te parece un poco estrambótica” espérate. Y en la vida pasa esto, no hay que abandonar. Espera hasta el final.

Es un libro positivo, en Francia la prensa lo cataloga mucho -y se repite también en las críticas- como muy positivo y que tiene un mensaje de superación. Sobre todo de superar los propios obstáculos en fin del objetivo. Y deja este mensaje y sensación que los ingleses denominan feel good.

Si claro y teniendo en cuenta la falta de libros positivos que tenemos. Me gusta que cuando la gente lea uno de mis libros se sienta bien y pueda escaparse y viajar, para los que no pueden viajar que se recorran varios sitios con mis libros.

Que vean cosas más exóticas que las que están viendo cada día y ese es el propósito de la literatura.

¿De dónde tienes tanta facilidad para la escritura? Alguna vez has contado que escribías en el tren o donde podías: en posit, en el móvil, donde se te ocurría. ¿Tanto fluye esa imaginación?

Si lo normal de un escritor es la página blanca que no sabe hacia dónde ir. Yo soy al contrario, la página es negra. Tengo muchísimas ideas tantas que al final es demasiado también, es un poco una enfermedad. Es un grifo. Es una cosa que me viene naturalmente. Yo no escribo con dolor cosa que si les sucede a muchos escritores que sienten al publicar un libro como un parto. Bueno yo doy a luz en el supermercado, en todos los sitios, en correos, en el tren y en la estación porque escribo todo el rato. 

No es que me vengan las ideas, me vienen las frases, los párrafos enteros. Lo que leéis aquí es lo que he escrito al 90% en mi móvil. Me envío mails a mí mismo con lo que voy escribiendo. Cuando me veis por la calle escribiendo es por eso.

Es que soy muy pasional, cuando me gusta una cosa me meto completamente dentro con los personajes, la aventura. Este libro lo he escrito en dos semanas y media, El faquir… en 3 y el libro que va a salir en septiembre lo he escrito en un viaje de ida y vuelta entre París y otra ciudad cuando iba de visita a una librería, porque me sale así, es compulsivo. Después obviamente lo pulo, lo corrijo pero el libro en si ya está escrito en este tiempo.

Antes era una cosa que no me servía para nada. He escrito así toda mi vida. Ahora si me sirve pero porque es mi profesión. Tengo mucha facilidad. De pequeño me servía para sacar buenas notas, luego cuando trabajaba en la policía redactaba los informes en dos horas cuando el tiempo que tenía para hacerlo era de una semana.

¿Y por qué estos títulos tan largos en tus libros?

Bueno, al principio pensé que me pagaban por el número de palabras en el título (sonrisas). Me gusta mucho porque te hace viajar ya leyendo el título. Para mí es como una fórmula mágica: una vez que la has dicho ya has entrado en el mundo. En este caso cuando has dicho “La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel” ya te has metido en la historia, ya has empezado a soñar más que si se llama “La niña”, para mí “La niña” no me hace soñar. A mí me hacen falta cosas que me hagan un poco soñar e intento hacer soñar al lector. Además no miento, digo lo que hay dentro, era como “El faquir que se quedó atrapado en el armario de Ikea.” En la edad media los títulos eran largos y eran muy bonitos.

¿Escribes en francés o en español?

Escribo en los dos porque como traduzco yo también, pero la versión original es en francés porque mi editor es francés. Así que escribo en francés y luego traduzco al español pero podría hacerlo al revés aunque tengo más dominio del francés por supuesto.

Mencionas varias veces el tema de las subcontratas. ¿Algún comentario al respecto?

Bueno si, es algo muy común hoy en día. Ya todo (casi todo en Francia) es susceptible de ser subcontratado y me parece fatal así que no quería dejar de mencionarlo aunque fuese brevemente. Yo por ejemplo en muchos trabajos he estado subcontratado y claro las condiciones laborales mías no tenían nada que ver con los de mis compañeros que si estaban contratados por la empresa.

¿Has leído a Albert Espinosa y a Jonas Jonasson? Tienen bastantes similitudes con tu forma de escribir y tu historia.

Si, si he leído a los dos. Me gusta mucho la literatura escandinava. Ellos hacen dos cosas: novele policiaca negra o historias divertidas y frescas. Pues a mí me gusta la parte fresca.

Y de Albert Espinosa he leído tres libros suyos y me queda por leer el último. Sus historias son más fantásticas pero si me gusta. En su caso la historia parte de una cosa personal y en mi caso es que soy así (sonríe) tengo estas historias y esta forma de contarlas.

En España un escritor que me gusta y me ha inspirado mucho es Eduardo Mendoza. Lo curioso es que nunca me lo ponen como referencia pero para mí ha sido una gran inspiración.

Leo de todo pero lo que más me gusta es la narrativa, la ficción de cualquier origen pero tiene que haber algo, no siempre ficción pero si algo inspirador.

Y nos puedes adelantar algo sobre tu próximo libro.

Saldrá entre septiembre y octubre de este año. El estilo será muy parecido a estos otros dos ya publicados pero el tema será muy diferente.





Desde Libros que voy leyendo te damos las gracias por este momento que nos has dedicado. Seguiremos de cerca los pasos que da tu obra por el mundo. Sigue deleitándonos con estas historias tan maravillosas.
Siguiente
« Anterior

9 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
Carmela
17 de junio de 2015, 18:25 ×

qué encuentro tan agradable, todo un placer sin duda. Y qué linda dedicatoria te hizo!!!!

Responder
avatar
admin
Anónimo
17 de junio de 2015, 18:26 ×

Una pregunta.... habéis echado a Lourdes del blog?, si es así, me alegro

Responder
avatar
admin
17 de junio de 2015, 22:51 ×

Tubo que ser una maravilla!
Besos!

Responder
avatar
admin
17 de junio de 2015, 23:34 ×

Son libros que en principio no me llamaban la atención, pero me ha parecido interesante todo lo que cuenta, ¡qué derroche optimismo! Deberíamos aprender a ver la vida con esa alegría y esa magia. Y es cierto que se agradece encontrarse en el trabajo con "alegrías de la huerta".
Besos!

Responder
avatar
admin
17 de junio de 2015, 23:35 ×

Son libros que en principio no me llamaban la atención, pero me ha parecido interesante todo lo que cuenta, ¡qué derroche optimismo! Deberíamos aprender a ver la vida con esa alegría y esa magia. Y es cierto que se agradece encontrarse en el trabajo con "alegrías de la huerta".
Besos!

Responder
avatar
admin
18 de junio de 2015, 8:40 ×

Si, una suerte la verdad.

Responder
avatar
admin
18 de junio de 2015, 8:50 ×

Si, a todos nos hizo una dedicatoria muy bonita. Es muy creativo.

Responder
avatar
admin
18 de junio de 2015, 8:52 ×

Cuando uno se encuentra a personas así que transmiten tanta alegría, da gusto. El faquir lo tengo pendiente pero por lo visto es diferente a este. Igualmente merecerá la pena leerlo si te saca unas sonrisas y ver la vida con otro color.

Responder
avatar
admin
19 de junio de 2015, 11:45 ×

Lo conocí el año pasado en Sevilla y tuve el placer de poder entrevistarle, una gran persona y con una fe en si mismo y en que la vida puede ser maravillosa increíble. Da gusto compartir momentos con personas como Romain.

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)