"Final de Partida" de Ana Romero


Sinopsis

Esta es la crónica de los últimos cuatro años del reinado de Juan Carlos I y de todas las circunstancias que desembocaron en su abrupta abdicación sin poder llegar a celebrar su cuarenta aniversario en el trono. Ana Romero —como corresponsal para el diario El Mundo— siguió al monarca durante ese período y consiguió más de un centenar de entrevistas —han hablado con ella personas que hasta ahora nunca se habían abierto a nadie— para completar el retrato de un rey septuagenario de brillante pasado atrapado en un presente trágico

Cansado de la rutina de reinar… Un cóctel amargo que insensibilizó al monarca frente a las nuevas necesidades de los españoles, ajenos a su gran gesta, la Transición, demasiado lejana en el tiempo como para seguir justificando los graves errores cometidos

Datos Técnicos

Editorial: La Esfera de los libros
Número de páginas: 352
Encuadernación: Tapa dura / Epub
ISBN: 9788490603031
Año de edición: 2015
Precio: 21,95€

Sobre el autor: Ana Romero

Impresiones

Este es uno de esos libros controvertidos que siempre acaban siendo comentados en la prensa del corazón más que en los círculos de lectores.

Estamos ante una crónica de los últimos cuatro años de reinado de Juan Carlos I de Borbón, en la que se analiza las circunstancias que llevaron a la abrupta e inesperada abdicación del Rey.

Ana Romero, gran corresponsal y reconocida periodista, ha entrevistado a más de cien personas del entorno del rey para poder construir una imagen de una persona con un gran pasado pero que se encontraba atrapada a sus más de 70 años en un presente trágico, lejos de los años de esplendor pasados.

Es por todos conocidos que la prensa siempre ha protegido en la medida de lo posible a la Familia Real, y en concreto, a la figura del Rey y su relación con otras mujeres a lo largo de su vida. Ahora, con el Rey emérito en un segundo plano, empiezan a aflorar datos que no eran del todo desconocidos pero sí ignorados. Esto es, sin duda, carne de cañón para los medios que no dudan en aprovechar y exprimir al máximo.
Como no busco juzgar, sino sólo explicar lo que sucedió en la convulsa parte final del reinado de Juan Carlos I, creo que fue a través de esa escena doméstica -un septuagenario sin familia ni amigos que se consume en una salita decorada hace mucho en azul- como visualicé el drama del que nace rey y está condenado, a perpetuidad, a ser un símbolo institucional antes que un hombre de carne y hueso. (...)

Un Rey cansado de reinar, un Rey achacado por la enfermedad y sometido a múltiples operaciones, un Rey con una hija imputada por un escándalo económico, un Rey que nunca aprobó la elección de su hijo Felipe de casarse con Letizia, un Rey con una amiga entrañable llamada Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Muchos frentes abiertos, quizá demasiados para un hombre que ha estado al frente del Estado durante tantos años.
"Mándame una pistola para que me suicide", le dijo el rey a uno de sus amigos después de que el Gobierno, el jefe de la Casa y hasta el director del CNI le hubieran obligado a cancelar el viaje a Abu Dabi "no por consejo médico -como se dijo públicamente-, sino porque se comprendió que CSW [Corinna zu Sayn-Wittgenstein] podía ser un verdadero peligro para la seguridad nacional". La petición de una pistola era claramente una exageración del monarca, que no podía ocultar su irritación. Por primera vez casi desde la muerte de Franco, no se hacía su voluntad. Según se comentó esos días en su entorno, "entre unos y otros" le estaban dejando "sin salida vital".
El libro resulta ameno de leer, eso es innegable. La historia parece incluso en parte novelada, como si siguiera una trama en la que hay amor, desamor, fiascos, problemas económicos, decepciones familiares... vamos, un poco de todo. Sin embargo, desde mi humilde punto de vista, pudiera parecer que la mano de Corinna está detrás por la manera en la que son tratados algunos temas.

Estamos ante un punto de vista diferente, una investigación periodística basada en numerosas fuentes que nos muestran a un Rey abatido y afectado por temas mortales. Muchos pensarán que este libro será capaz de levantar "ampollas" en la Casa Real, pero es probable que ya estén inmunizados en esos lares.

Reseñado por Lourdes Pacheco




Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Final De Partida (Actiualidad)



Siguiente
« Anterior

6 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
Anónimo
22 de abril de 2015, 13:12 ×

Buf buf buf... este tipo de libros parecen siempre sacados para satisfacer el morbo de la sociedad. Al final acaban convertidos en éxitos de ventas solo por el cotilleo que esconden en su interior. Al menos en esta ocasión la periodista es de renombre y ha consultado una amplia variedad de fuentes. BELLE

Responder
avatar
admin
Carlota Pérez Fdez
22 de abril de 2015, 13:14 ×

Pues a mí sí me gusta saber qué se esconde tras ese reinado tan idílico, tras ese interés en mantener un matrimonio roto desde casi sus inicios. El Rey es humano y como tal habrá tenido lo suyo. Pero vamos, que para mí su abdicación fue correcta, no valía de mucho la imagen de un jefe de estado abatido, pidiendo perdón por algo que realizó porque le apetecía. Yo me lo voy a comprar y a ver qué me parece, pero de momento lo que he leído de él me atrae.

Responder
avatar
admin
sam
22 de abril de 2015, 13:21 ×

He conocido el libro por la campaña que están realizando en la tele. Siempre este tipo de publicaciones despiertan interés, es inevitable. Un tema hasta hace poco tabú sacado a la luz. Verdad o no, pero ya sabes eso de "cuando el rio suena agua lleva"

Responder
avatar
admin
Anónimo
22 de abril de 2015, 14:15 ×

Se lo regalaré a mi madre que es muy procorona

Responder
avatar
admin
Mar Fernández
22 de abril de 2015, 17:29 ×

Lo acabo de conocer, interesante lectura. Me gustan mucho los libros de investigación periodística, y la Corona siempre me ha llamado la atención

Responder
avatar
admin
22 de abril de 2015, 21:29 ×

No había oído hablar de este libro hasta ahora. Aunque por lo general no me gustan este tipo de lecturas "periodísticas", y no sé si lo leeré (probablemente no), en este caso me parece muy interesante. Es otro punto de vista; la imagen que se tiene del rey suele ser muy poco humana aunque en realidad es una persona más (con sus defectos, claro está).

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)