12 de ene. de 2014

"Hecho en casa" de Pau Arenós


Sinopsis

¿Qué sucede cuando un cronista gastronómico desvela sus intimidades y secretos culinarios y cambia el bolígrafo por el cuchillo? El resultado es Hecho en casa. Durante un año, el periodista y escritor Pau Arenós, premio Nacional de Gastronomía, ideó y cocinó para sus hijos cien recetas propias o apropiadas.
Para que el proyecto familiar fuera verdaderamente casero, cada uno de los platos fue fotografiado con un iPad unos minutos antes de ser sometido al juicio de la tribu. No es fácil disparar mientras varias bocas reclaman su ración. El único artificio fueron los filtros de Instragram. Sin focos ni estilismo, Pau buscó imágenes de realismo gastro. Una cocina auténtica y sin maquillaje

Cocinero doméstico, mezcla especialidades locales con extranjeras, en especial las asiáticas, reinventándolas sin pudor. ¿Cuál puede ser la cocina casera, la #ko-cinakasera, del futuro? Nigiris mediterráneos, bonito en conserva, cóctel de gazpacho, pizza con cuchara, bacallà sense llauna, pulpo de fiesta o costillas Porky. Platillos resultones y de sencillísima ejecución. Si puede ser fácil, ¿para qué complicarse?

Hecho en casa es el libro más divertido de Pau Arenós, con reflexiones humorísticas sobre el origen de los platos. Si no te ríes, es que necesitas un poco más de pimienta.

Datos Técnicos

Editorial: B
Número de páginas: 400
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788466654012
Año de edición: 2014
Precio: 25€

Sobre el autor: Pau Arenós

Impresiones

Como sabéis nos encanta comer bien, la gastronomía es nuestra perdición y más cuando se trata de platos sencillos y sabrosos, de esos de toda la vida. Así nos presentaban al nuevo recetario de Pau Arenós, un cocinero que se autodenomina doméstico y que mezcla los sabores tradicionales con las especialidades extranjeras en busca de la reinvención de los platos.

Siempre hemos considerado que para valorar un libro de recetas hay que tener en cuenta diversos factores: estructura de la explicación, número de ingredientes, sencillez de la explicación, y por supuesto, resultado.

En este caso nos encontramos con 100 platos fáciles y con sustancia que se dividen en: "para comenzar", "nigirilandia", "para seguir" y "para acabar". Como veis la clasificación es algo peculiar y se aleja un poco de la forma habitual de dividir un recetario.

En "para comenzar" encontramos los entrantes, entre los que destacan "Los mejillones en melisa", "El cóctel de gazpacho" y "el Alliolí de aguacate". De estos tres platos hemos elegido el último para hacer nuestra cata particular puesto que somos consumidores habituales del guacamole y queríamos ver qué sabor nuevo aportaba esta receta. El resultado es una especie de guacamole "españolizado" donde destaca el sabor a ajo.

"Nigirilandia" con ese nombre tan singular esconde platos cuyo origen se encuentra en Japón. Para aquellos que no lo sepáis los nigiri son una variedad de sushi que consiste en una bola de arroz cubierta por pescado crudo. En esta sección, Pau Arenós crea "el niguiri de atún" y "el nigiri de salmón", pero también algo diferente en concepto como "el nigiri de solomillo". En esta ocasión hemos probado "el nigiri de atún" y el resultado ha sido bueno, aunque quizá el toque de mandarina lo hubiéramos sustituído por naranja.

"Para seguir" es la sección más amplia en número de recetas y quizá la que esconde platos más originales. Destacamos "Los calamares a la japonesa", "La butifarra de pollo con gambas", "El pulpo de fiesta" y "Los macarrones de pesto con pistacho". De todas estas recetas hemos probado las dos últimas, y el resultado ha sido diferente. Mientras que el pulpo ha sido todo un éxito, el pesto de los macarrones no ha gustado a nuestros comensales.

Butifarra de pollo y gambas

"Para acabar" recoge los postres, y como buenos golosos que somos se trata de una de nuestras secciones favoritas en cualquier recetario. Sin embargo, en este, no hemos encontrado un postre al que no pudiéramos resistirnos y que gustara a todos los miembros de nuestra familia. "Sandía a la plancha", "Chocolate picante" o "Mango, pimienta, queso" son algunos de los postres propuestos.

Hay un apunte negativo que no podemos dejar pasar. Las recetas si bien son breves tanto en ingredientes como en explicaciones, tienen un defecto importante. Los ingredientes no vienen acompañados ni por cantidades ni por tiempos y ambos datos son siempre necesarios en este tipo de libros. Y más si tenemos en cuenta que en la portada del recetario pone "demuestra que sabes cocinar"... y tanto, tienes que poner tú tus conocimientos previos en esos dos aspectos.

Mango, pimienta y queso


El libro está bien, pero no está dirigido a todos los públicos, las recetas mezcla nacional y extranjera, con toque asiático primordialmente, pueden no ser del agrado de todos los comensales y esto es algo que hay que saber antes de hacerse con el libro. Hace años Pau Arenós reconoció que se aburre de la cocina corriente y que es partidario de una cocina "gamberra" sin ser vanguardista. Desde luego estamos ante un recetario original y bastante "gamberro" con el que en nuestro hogar hemos disfrutado pero... tened en cuenta que somos unos enamorados de Asia!



Si quieres hacerte con un ejemplar, puedes hacerlo desde el siguiente enlace: Hecho en casa (NB ILUSTRADOS)




5 comentarios:

  1. Si te soy sincera, no creo que este libro se adecue a mis gustos, ni de lectura ni culinarios, jejeje.
    Pero gracias por el aporte. Un beso !

    ResponderEliminar
  2. ¡Que pinta tienen las recetas de las fotos!
    No conocía el libro pero lo tendré en cuenta :D

    ResponderEliminar
  3. No soy muy aficionada a los libros de recetas, por lo general acabo tuneándolas a mi manera y al final poco o nada se parecen a la original, así que lo dejaré pasar. Pero he de reconocer que las recetas son originales!!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me parece que no encaja mucho con mis gustos...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar