Reflexiones (II): Prestige


Uno a veces tiene la sensación de que la Justicia como tal no existe, y es posible que así sea. Hace más de una década todo el país se volcaba con Galicia, nos echábamos las manos a la cabeza ante las dimensiones de una catástrofe que supuso un antes y un después.

Hoy, el día que muchos esperábamos, el día señalado para determinar quién o quiénes fueron los culpables de esos hechos, los jueces nos dicen que no hay culpable, o al menos no es nadie concreto. Un crimen contra el ecosistema que queda sin resolver, pues parece que sucedió por mano divina, sin intervención humana, o al menos piensan que los ciudadanos en nuestra ignorancia así lo hemos de creer.

El problema es que los ciudadanos tenemos opinión, y si nos agarramos a unos hechos más que probados, somos capaces de poner nombre y apellido a los responsables, tanto a personas como a instituciones.

Es posible que no interese, que haya demasiado que tapar, y que sea mejor no tirar de la manta porque debajo de la misma hay tantas personas involucradas de uno y otro lado político, que hayan llegado a la conclusión de que es mejor dejarlo quieto.

Hoy es otro día triste para los ciudadanos de este país, que vuelven a contemplar con impotencia cómo nuestros políticos y nuestros jueces van de la mano en sus decisiones. ¡Viva la independencia entre poderes!


Siguiente
« Anterior

12 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
13 de noviembre de 2013, 17:08 ×

¡Qué impotencia ver estas cosas! Y encima no podemos hacer nada. ¡Asco de políticos!

Besos!

Responder
avatar
admin
13 de noviembre de 2013, 17:09 ×

Tienes mucha razón. Todos sabemos que los culpables existen pero, desgraciadamente, éstos suelen ser demasiado poderosos e influyentes como para que el peso de la Justicia caiga sobre ellos. Porque sí, esto es una realidad: no todos somos iguales ante la ley.
Un beso y felicidades por esta entrada.

Responder
avatar
admin
13 de noviembre de 2013, 18:10 ×

Nada nuevo bajo el sol. Estamos más que acostumbrados a que ocurran estas cosas. Se tapan los unos a los otros y así nos va... Yo hace mucho que dejé de creer en la justicia aunque de vez en cuando asoma algún juez que me sorprende y a partir de ahí lo sigo con atención pero termina por defraudar.

Responder
avatar
admin
13 de noviembre de 2013, 19:09 ×

Se ha llegado a un grado de despropósito que ya no hay vergüenza en hacer lo que se hace delante de todo el mundo. El que lo haga que lo pague y que no vuelva a ejercer nunca

Responder
avatar
admin
13 de noviembre de 2013, 21:00 ×

Lo malo de un desastre de tamaña magnitud en nuestro país suele ser el inicio de otro desastre mayor, el del despropósito político, social,... y como siempre, dejar pasar el tiempo para que la gente olvide y, los que no olvidan, no puedan hacer nada al respecto.

Responder
avatar
admin
13 de noviembre de 2013, 21:02 ×

Alguien, que ha debido de mover los hilillos...

Responder
avatar
admin
13 de noviembre de 2013, 22:48 ×

Se veía venir, Lourdes, se veía venir. Este partido siempre estuvo perdido. Como gallego me siento indignado, impotente, asqueado y todos los -ados que se le puedan añadir. Alquien que gobierna hoy día este país llamado España dijo que "solo eran como unos hilillosh de plashtilina que suben hacia arriba". Y ya visteis todos la catástrofe ecológica que se produjo en mi querida costa gallega. Sus señorías estaban en esos momentos dedicados a sus menesteres, eso sí, bien informados de lo que estaba pasando pero allí seguían con la escopeta en ristre a ver si cobraban alguna pieza, porque para eso siempre están dispuestos. La sentencia dictada por el sr. juez ni la quise escuchar ni la quiero leer. Me da pena, por no decir algo más fuerte, que tamaña barbaridad cometida se quede impune y aquí paz y después gloria. Solo me queda reconocer el esfuerzo que han hecho muchos ciudadanos españoles que, cuando vieron lo que se avecinaba, acudieron a echar una mano. Eso no se olvida nunca. Jamás. Nuestros dirigentes no entienden de solidaridad, solo de popularidad, que es lo que buscan.

Responder
avatar
admin
14 de noviembre de 2013, 0:45 ×

¿Habrá justicia alguna vez en este país? Como indignan estas sentencias... Como duelen...
Besotes!!!

Responder
avatar
admin
14 de noviembre de 2013, 10:09 ×

Una vez más las personas han pasado a no importar. Siempre ganan los intereses económicos que se esconden tras la mal llamada "justicia" que valen más que los seres humanos. Una pena.

Responder
avatar
admin
14 de noviembre de 2013, 10:31 ×

hoy es un dia triste para galicia, los gallegos, la justicia, los que amamos la naturaleza, los grandes y los chicos, es un dia triste para la sociedad en general... que mensaje mandaremos a las generaciones futuras?? que los delitos en contra de todos quedan impunes! muy triste..

Responder
avatar
admin
14 de noviembre de 2013, 11:05 ×

El problema es que la justicia va tan lenta que han pasado 10 años desde esta desgracia y han conseguido que mucha gente lo olvide, y, aunque ante la noticia haya indignación, no se producirá ninguna protesta masiva ni nada por el estilo, porque han conseguido adormecer la conciencia de muchos. Al final los culpables se salen de rositas y aquí no ha pasado nada, triste pero cierto. :(
1beso

Responder
avatar
admin
Anónimo
15 de noviembre de 2013, 10:06 ×

Es un dia triste tambien para los canarios nadie queda inmune del dolor que implica una sentecia partidista. Y me pregunto yo ¿La naviera por enviar un barco en tales condiciones tampoco tiene responsabilidad? aquí lo único que me faltaba por oir es que los culpables son los pescadores por pescar en esa zona.
Un saludo.

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)