Crónica Entrevista a Santiago Posteguillo, 05 de Septiembre de 2013


Siempre es un placer entrevistar a un autor, y más cuando es posible llevar la entrevista a cabo en vivo y en directo, disfrutando de cada una de las palabras que componen las respuestas a las preguntas realizadas. 

La Editorial Planeta me dio la oportunidad de conocer y entrevistar a Santiago Posteguillo, y no lo dudé ni un instante, quería conocer al gran escritor que devuelve con su pluma a la vida al Imperio Romano. 

El encuentro ha sido fantástico, y quiero compartirlo con todos vosotros, para que podáis disfrutar tanto de la entrevista como lo hice yo. Espero que os guste:

Lourdes (L): ¿En qué momento empezaste a escribir?

Santiago Posteguillo (S.P): Yo creo recordar que a mi me gustaba escribir desde niño, siempre me ha gustado, y de adolescente escribía lo típico poemas de adolescente con su cierta enjuncia sonetos rimados y con sus acentos donde toca que eso ya es más complicado, y luego ya empecé a hacer relatos y novelas sobre los veinte años, en la universidad ya hice un par de novelas pero no conseguí que se publicaran... luego pasé una fase en la que la creación literaria pasó a un segundo plano para poder centrarme en mi propia carrera, pues hay que ganarse la vida; pero ya una vez conseguí la titularidad, pues volví a retomar la escritura, y es cuando ya ahí escribí una novela que se llamaba Africanus. En aquel momento ya tenía un bagaje literario, cultural y académico mucho mayor y eso también yo creo que se nota.

L: Las primeras novelas, ¿de qué trataban?

S.P: Una era una novela negra, que era un atentado al principe de españa por la extrema derecha y la otra era una novela erótica, ... vamos, que no tiene nada que ver con lo de ahora.

L: ¿Pensaste en algún momento que ibas a llegar a tener tanto éxito?

S.P: No. Es algo que yo creo que todo escritor pues sueña con ello, le gustaría... pero realmente es esas cosas que piensas como si piensas que te puede tocar la lotería o una cosa de este tipo, pero que tu consciente y tu inteligencia te hacen ver que eso es más improbable que posible. Yo escribía por ejemplo la novela Africanus pensando "Bueno, que me guste a mí" y luego a ver si conseguimos publicarla, pero no, no esperaba tener un éxito así... que se lea en Argentina, que vayas al aeropuerto de Bogotá y tu libro esté allí o que un compañero te diga que estuvo en la Patagonia y allí sólo había libros locales o los míos. No lo esperaba, es muy gratificante y emocionante

L: Es dificil teniendo en cuenta la época en la que estamos y lo complicado que es llegar a las Editoriales sin ser un autor conocido.

S.P: Yo te puedo decir que yo he pasado por eso, yo no soy periodista, no tengo ningún tipo de padrino, madrina de ningún tipo que me conecte con ninguna editorial; yo era un profesor en una universidad de Castellón, que puedo tener mi formación académica y mi ingenio pero yo escribí a todas las editoriales con la novela Africanus y todas me dijeron que no... creo que fueron 17. No ha sido llegar y besar el santo, esto ha sido largo y trabajoso y supongo que también hay un factor de fortuna.

L: ¿Qué es lo que se va a encontrar el lector cuando abra las páginas de Circo Máximo?

S.P: En Circo Maximo sigo cruzando historias, en este caso lo que yo quiero contar es cómo gobierna Trajano porque creo que es alguien que merece la pena recordar, pues está menos reconocido de lo que debería, igual que pasaba yo creo con Escipión, por tanto estoy intentando recuperar la figura de Trajano, encima que Trajano es español, yo creo que tocaba. Entonces te quiero contar en este caso la parte de su gobierno administrativo,  su lucha contra la corrupción y todas estas cosas que "ya no tienen mayor relevancia", pero que en el siglo II parecía que era importante luchar contra la corrupción y que los corruptos recibieran su castigo, y también su aspecto militar, como brillante militar que era, la conquista que hace de la Dacia que supone además transgredir la norma de Augusto, "no podemos cruzar el rio no podemos cruzar el Rin no podemos cruzar el Danubio", pues él los va a cruzar.. ese es como el nucleo central de la novela, pero, quería ponerle algo más, y el marco dorado que me apetecía poner,  abrir y cerrar con carreras de cuadrigas tipo Ben Hur, porque siempre me han gustado, pero hasta este momento no había encontrado forma de narrar carreras tipo Benhur pero que realmente añadieran algo, al maravilloso enfrentamiento entre Messala y Ben Hur, entonces qué pasa, con más información que había recopilado, creo que hay una carrera al principio de esta novela y otras dos seguidas al final que constituyen ese marco dorado. Lo que pasa es que lo que no se puede hacer es un marco dorado que no tenga nada que ver, y la forma de relacionarlo es que el auriga está acusado de acostarse con una vestal, la vestal va a ser juzgada y bueno dices... y esto que tiene que ver con Trajano, pues que la vestal tiene muchos misterios, ha visto algo que no debería haber visto y además quién es realmente, y por qué Trajano tiene esa preocupación por esa vestal. Entonces hay ahí muchos misterios que se van a ir resolviendo a lo largo de la novela. Pero además, si van a juzgar a la vestal, quién la va a juzgar, por que quién juzga a una vestal en Roma... pues yo no lo sabía, y como no lo sabía descuelgo el teléfono y llamo a mi amigo Alejandro Valiño que es catedrático de Derecho Romano y le digo:  "En Roma, en el siglo II, si juzgan a una vestal, ¿quién es el tribunal?" y me dice "pues no lo sé, pero te lo voy a averiguar" y a los días me llama y me dice "ya lo sé, El tribunal de Pontífices, el colegio de sacerdotes de Roma... pero hay algo que te va a gustar más, ¿sabes quién es el presidente del tribunal? el pontífice máximo, que en la Roma Imperial es el César"... el César, entonces Trajano y digo, ya está, ahora ya lo tenemos todo, la guinda, si la vestal que si se acuesta o no con el auriga, y resulta que eso lo tiene que juzgar el Emperador... ya lo puedo relacionar todo. Entonces ya, a partir de ahí, de tener ese conocimiento, es cuando empiezo a enlazar las historias. 

L: Tremendo entrelazaje que realizas entre ellas... debes de manejar unos esquemas muy complejos...

S.P: Sí, realizo un trabajo muy concienzudo muy esquemático, hacerte esquemas con ordenador y a veces a mano, papel y boli de toda la vida y luego con rotuladores de colores (que se los cojo a mi hija)

L: ¿Quién fue Trajano realmente?

S.P: Trajano fue un gobernante moderno, que entendía sobre todo que... el era recto, por educación, pero que entendía que lo más importante era que lo que exigiera tenía que ser exigido dando él ejemplo, que hay que predicar siempre con el ejemplo, y esa es la gran máxima que define a Trajano. 

Trajano

L: Yo es que le veo muy recto, sobre todo si tenemos en cuenta que en nuestros actuales políticos no es su característica principal...

S.P: No es su característica principal, ni la secundaria... entonces teniendo Trajano sus sombras, si había que combatir, él iba a primera línea de combate, si había que hacer una marcha de 30 km él iba andando, si había que exigir un control del gasto público, él era el primero en hacer públicos los gastos de la familia Imperial, y además era un personaje que promuelve la tolerancia religiosa, detiene las persecuciones a los cristianos, le da igual lo que la gente haga dentro de su casa... él lo único que pide es que se respete la autoridad Imperial, porque claro, tiene que haber una autoridad. Es una persona, además, que promueve programas sociales, como los alimentos, para que la gente más desfavorecida tenga con qué comer en Roma, en fin, es una persona íntegra. Por ejemplo, no sé si esto te sonará de algo, esto de coger agua de canales públicos para fines privados, comercial y tal, existió y se vio reflejado en un informe ante el que Trajano reaccionó diciendo "estos o pagan o se les corta el agua y se ha acabado" y así fue, entonces uno piensa... si éste estuviera por aquí, las cosas serían diferentes. 

L: ¿Cómo te las ingenias para combinar el rigor histórico y la ficción?

S.P: Armo como una especie de esqueleto de la novela, y digo la palabra esqueleto en el sentido de que los huesos, verdad, no los podemos doblar, y eso es la Historia (la parte histórica de la novela, no puedo cambiarlo). Ese esqueleto lo vamos a armar de músculo, el músculo es la ficción, y el músculo se puede doblar, y es ahí donde tú puedes jugar para dotar de dramatismo o de más intensidad al relato... y procuro, igual que nuestro cuerpo es una mezcla de huesos y músculos, encontrar ese equilibrio entre ambos. 

L: Escribes novelas muy equilibradas. Hay muchas personas a las que la novela histórica les echa para atrás porque piensan que les van a saturar de datos y fechas, pero sin embargo, en tus novelas a la vez que aprendes, te encuentras con qué no puedes parar de leer porque necesitas saber cómo evoluciona las intrígas y las tramas. Además tienes una manera de escribir, estructurando en capítulos cortos que facilita y mucho la lectura.

S.P: Sí, eso yo lo tuve claro desde el principio, y creo que esta forma sigue funcionando... alguna vez el capítulo es más largo, pero incluso el capítulo que es más largo se divide en subsecciones...

L: Si tú tuvieras que definir tu estilo, ¿con qué palabras lo harías?

S.P: Un estilo con un lenguaje sencillo, pero no por ello fácil de escribir o producir, porque la gente, sobre todo cierta crítica, tiende a pensar que lo que resulta sencillo de entender, es sencillo de escribir, y es infinitamente más fácil escribir un texto que no se entiende bien y con muchas palabras y farragoso en sus párrafos que un texto que se entiende a la primera. Yo intento que nadie necesite más de una vez para leer lo que yo he escrito. Es un lenguaje sencillo, ágil y en el que sin duda, potencio la acción sobre otros elementos, pero en el que no por ello limito el desarrollo psicológico de los personajes... eso es lo que yo intento hacer.

L: ¿Cómo es la labor de documentación de una novela como ésta?

S.P: Para la documentación de una novela como ésta, yo arranco con unos meses de documentación y luego voy escribiendo, y luego se combinan las dos cosas. En esta novela en concreto, te queda como fuente de investigación la Columna Trajana, que es un relato de las batallas Dacias, los libros que están escritos ahora día y te queda coger un avión hasta Bucarest, coger un 4x4 y dar la vuelta a Rumania... ir al Danubio, ir al lugar donde se construyó el puente más largo del mundo antiguo, ir al parque natural de Orastie... y continuar hasta encontrarte con calzadas que no son romanas si no dacias... esto es otra forma de documentarte, ir a los sitios. Éste fue un viaje maravilloso, que yo creo que me ha ayudado mucho a trasladar la forma de vida de los dacios de una manera más viva.

Detalle Columna Trajana, Puente de Apolodoro sobre el Danubio

L: ¿Cuál es el ingrediente que revitaliza una narración?

S.P: El amor. Cualquier historia de amor y en un sentido amplio, no solo tiene que ser un amor carnal, el amor entendido también de relaciones paterno filiales, el amor entendido como lealtad, amistad llevada a las últimas consecuencias, y aquí hay un personaje que entiende esa lealtad a Trajano de forma absoluta y la historia nos dice que hizo algo totalmente sorprendente, y que ni yo mismo creo que fuera capaz... dar la vida por un amigo. Y está también el amor a los animales y de los animales a sus amos, y aquí tienes a Niger, un caballo muy especial. Hay un momento al final de la novela, en el que paso de poner la cámara en el auriga o en el palco, y de repente la carrera se narra desde el punto de vista del caballo. Este es un momento muy especial.

L: ¿Qué nos puedes adelantar del cierre de la Trilogía?

S.P: En el cierre de la trilogía probablemente quiero hacer algo que hasta ahora no se ha hecho; siempre voy buscando cosas que no se han hecho antes, porque de Roma se ha escrito mucho y bien, y yo siempre voy buscando lo que yo llamo el ángulo inesperado, y lo que va a sostener la novela son las campañas de Oriente de Trabajo (Armenia, Mesopotamia y Partia), pero y ¿qué pensaban de Roma fuera de Roma en aquella época? A mí me parece que eso puede ser algo muy interesante y muy poco estudiado. ¿Qué pensaba Partia de los romanos, o Mesopotamia, o la India o China? Yo creo que eso puede ser interesante. El título no lo puedo decir, pero lo tengo prácticamente decidido.

L: ¿Para cuándo está previsto que sea publicada?

S.P: Intentaré mantener el ritmo que hemos estado manejando, de dos años por novela. 

L: Roma ha sido el escenario de tus dos trilogías, ¿Te planteas cambiar de escenario?

S.P: Me lo planteo, y me planteo seguir, y tomaré la decision en su momento. Creo que tengo buenas ideas sobre Roma, sobre Roma en distintos momentos y lugares del imperio, sobre Roma en Hispania, y también tengo ideas sobre historias muy interesantes de nuestra propia Historia en España en otros momentos más allá de Roma.

L: ¿Este interés en Roma, nace en algún momento en concreto?

S.P: No guardo una cosa consciente de cuando.. pero sí que mis padres me llevaron cuando tenía 6 años a Roma y el Coliseo me impresionó muchísimo. Y seguramente eso influiría de alguna manera. 

Interior Coliseo Romano

L: ¿Qué consejo le darías a un escritor que está empezando?

S.P: Que escriba lo que a él le gustaría leer, que no se deje influir por modas, porque las modas van y vienen. Esta es, al fin y al cabo, la máxima de Spilberg, él siempre dijo que él hacia las películas que a él le gustaría ver, y no le ha ido mal.

L: ¿Qué opinas de poder autopublicar en los medio digitales?

S.P: Copa novelas que pueden tener una calidad discutible en precios muy bajos en internet, o incluso gratuitas, pero realmente todo eso no creo que perdure. El autopublicarse es una salida y es una opción respetable, pero lo importante es que resultes realmente visible, y hoy día porque cuelgues una novela en internet, no quiere decir nada, porque tu página web puede tener muchas visitas o tres visitas al año, entonces realmente está sobredimensionado el que excepcionalmente ha habido algún escritor que empezando en internet ha conseguido llegar a las editoriales... es más excepcional que el camino habitual  de luchar con las editoriales. Yo lo respeto, entiendo que es una opción, que yo mismo consideré pero nadie puede pensar que por el hecho de que tu cuelgues algo en internet va a ser visible. Puede ser un inicio, sin duda.

L: Por último, ¿qué novela nos recomiendas?

S.P: Yo ahora mismo estoy cambiando el programa de los chavales de Literatura Británica y he decidido que vamos a volver a leer todos juntos "Animal Farm", resulta que cuando viene la revolución de los cerdos, de pronto los cerdos poco a poco tienen más prevendas, ahora las manzanas son solo para los cerdos, las patatas van a ser sólo para los cerdos, cuando cuando hicieron la revolución acordaron otros términos con los otros animales, pero poco a poco la edad de jubilación se va retrasando, porque hay que hacer tal o cual... es así toda la novela, es apasionante, es que es tal cual lo que está pasando... y esto es lo que van a leer los chavales, por lo menos yo es la forma que tengo de luchar. La pregunta final que les hago a los chicos es: ¿Cuál creéis que son los cerdos en nuestra sociedad?


Quiero dar las gracias a Santiago Posteguillo y a la Editorial por concederme esta maravillosa entrevista que espero que hayáis disfrutado leyendo.




¡No dejéis de leer sus novelas!







Siguiente
« Anterior

15 comentarios, ¡deja el tuyo!

Pulsa aquí para comentarios, ¡deja el tuyo!
Anónimo
6 de septiembre de 2013, 10:16 ×

Gracias por esta entrevista. Leí la trilogía Africanus y me encantó. A ver si me puedo hacer en breve con esta.

besos

Responder
avatar
admin
6 de septiembre de 2013, 13:11 ×

Muy buena tu entrevista que nos ha dado a conocer más de Posteguillo. Un beso.

Responder
avatar
admin
6 de septiembre de 2013, 13:44 ×

Muy buena la entrevista, me encanta como escribe

Responder
avatar
admin
6 de septiembre de 2013, 17:42 ×

He disfrutado muchísimo con esta entrevista. Me ha gustado conocer más a este autor, con el que pronto quiero estrenarme.
Besotes!!!

Responder
avatar
admin
Laurita
6 de septiembre de 2013, 20:18 ×

Ley la Trilogía de Africanus y ahora estoy con ésta, es increíble la forma que tiene el autor de narrar la historia. Muy recomendable

Responder
avatar
admin
6 de septiembre de 2013, 20:18 ×

Me encantó conocer en persona a Santiago, una persona muy cercana que atrapa al que le escucha con sus palabras

besos

Responder
avatar
admin
6 de septiembre de 2013, 20:19 ×

Te va a encantar... el autor se supera en cada novela.

Responder
avatar
admin
7 de septiembre de 2013, 6:15 ×

Me ha parecido interesante la entrevista. Aunque he oído de este autor todavía no he leído nada de él.

Así que voy a animarme.

Hasta pronto.

Responder
avatar
admin
7 de septiembre de 2013, 7:29 ×

Me ha encantado leer esta entrevista, saludos!

Responder
avatar
admin
7 de septiembre de 2013, 11:14 ×

jooo qué puntazo!! Magnífica entrevista. Yo me estrené con el autor hace poco, con su Frankenstein y me encantó. Besos

Responder
avatar
admin
9 de septiembre de 2013, 15:54 ×

Me ha encantado la entrevista! Tengo muchísimas ganas de descubrir al autor, tanto con esta trilogía, como con su libro sobre curiosidades literarias:)
1beso!

Responder
avatar
admin
11 de septiembre de 2013, 15:17 ×

Una entrevista muy interesante de un autor que a mi me enseña historia deleitándome

Responder
avatar
admin
21 de septiembre de 2013, 19:46 ×

Me ha encantado la entrevista, muy interesante. Felicidades! Cuanta razón tiene con el esqueleto de la novela.
Besos

Responder
avatar
admin
Gracias por tu comentario :)