24/1/2013

Entrevista Joao Ricardo Pedro. Ganador del Premio Leza en Portugal. 24 de Enero de 2013


João Ricardo Pedro ha sufrido la crisis en su propia persona. Perdió su empleo como Ingeniero en una Empresa de Telecomunicaciones en 2008. 39 años y parado en la época de mayor crisis económica de las últimas décadas. Lejos de resignarse, decidió que era el mejor momento para hacer lo que siempre había querido hacer y que por falta de tiempo o de coraje hasta entonces no había hecho: escribir una novela.

Hoy podemos decir que João Ricardo Pedro ha conseguido su objetivo, ha alcanzado su sueño y lo ha hecho por todo lo grande. Su novela "Tu rostro será lo último" conquistó el prestigioso premio Leya (el de mayor dotación en Portugal, con 100000€) y  se ha convertido en el escritor revelación de su país.

He tenido la oportunidad de conocer en persona a João, y no tengo más que palabras de alabanza y de apoyo hacia un hombre que es la calidez en persona, y que transmite con su mirada y sus gestos lo mismo que con sus palabras sobre el papel. 

En los próximos días os mostraremos la reseña, pero hoy queremos que conozcáis un poco más a João Ricardo Pedro y a su novela a través de esta entrevista. 

Antes de que os sumerjais de lleno en la entrevista, la cual no os podéis perder, pasaros por la ficha del libro, pulsando en la imagen siguiente:


Y aquí tenéis un par de fragmentos:

“Duarte se fijó en la mano de su padre, y después en su frente surcada de arrugas, y después en su pelo blanco. Las canas se le habían multiplicado como una plaga. En dos o tres semanas, o en dos o tres horas. Tal vez por el choque de la noticia. Tal vez por la salud del abuelo. Tal vez por el viaje. Tal vez aún nadie se hubiese fijado en que la cabeza de su padre se había llenado de repente de pelos blancos. Solo Duarte, con su formidable poder de observación. Y, además de las canas, su padre le parecía profundamente triste. Pero, por primera vez, era una tristeza que Duarte comprendía. Una tristeza que era algo más que una mirada vacía, cierta manera de fumar, indiferencia, amargura”. (António Mendes observado por su hijo Duarte)

El furriel António Mendes le contestó que el teniente coronel Ántonio de Spínola era un militar muy persuasivo y el capitán Leandro Carraça, un buen tipo. Y que esas dos cualidades juntas tal vez consiguieran disuadir al sargento Raúl Higuera de la idea de quedarse a vivir encima de un árbol hasta que la guerra acabase”.

Ahora ya podéis leer la entrevista, disfrutadla:

¿Cómo empieza tu historia como escritor?
Mi historia como escritor empieza más como lector. Me enamoré de la literatura como lector. Hasta que un día dentro de mi cabeza empezó a surgir la idea de por qué no escribir. Pero no lo hice por falta de tiempo o de coraje, hasta que un día, la vida me dio esa oportunidad de una manera un poco irónica. Me ofreció poder rellenar mis días escribiendo, y lo hice.

¿Cómo es lo primero que escribes? Cuando uno no se ha puesto nunca a escribir ¿Cómo surge algo que plasmar en el papel?
Yo también quisiera saber cómo ocurre. Es como si existiera algo dentro de nosotros que no comprendemos muy bien, y de repente esas ideas las vamos transformando en frases, en historias. Yo antes de empezar a escribir no sabia si era capaz de escribir. Lo primero que descubrí es que escribir me daba mucho placer. Al final de la primera semana estando escribiendo en casa pensé: guau, esto es el paraiso. Esa es la lucha, porque hay muchas ideas dentro de nosotros, que cuando uno empeiza a escribir a lo mejor no parecen tan buenas, una lucha por intentar aproximar lo que pensamos a lo que sentimos. Una lucha en la que siempre salimos perdiendo, porque sentimos con mucha intensidad pero al escribir es dificil transmitirlo con la misma emocion. Y a pesar de todo eso, el libro va surgiendo. Y llega un día en el que el libro está listo.

¿Pero tenías una idea en la mente de lo que querías escribir o sobre la marcha te dejaste llevar?
Cuando empecé a escribir no tenía ni idea del camino que iba a tomar el libro.  Y muchas veces yo empezaba a escribir y era el primer sorprendido; nunca supe cómo iba a acabar, fui construyendolo día a día

Entonces es un libro con vida propia, ha ido creciendo con los meses
Realmente, parece que el libro mandaba sobre mí. A veces pensaba que iba a escribir una determinada historia y lo acababa modificando. 


Para el que no conozca el libro, ¿Cómo diriá que es "Tu rostro será el último"?
Podría hacer muchas lecturas distintas del libro. Podemos pensar en el libro como la historia de una familia que a través de tres generaciones recorre la historia portuguesa del siglo XX: la dictadura, el 25 de abril, la guerra colonial... o bien podríamos verlo desde otra perspectiva, desde el punto de vista de Duarte, una persona que nace por y para la música, con un talento especial, un don que comienza como felicidad y acabar siendo una gran carga. Muchas veces un don puede ser más motivo de tragedia que de alegría. 

De las tres generaciones (abuelo, padre, hijo) ¿qué rasgos comparten los protagonistas entre ellos? ¿Con qué adjetivo describiría a cada uno?
Todos ellos son personas de mucho misterio, como si siempre tuvieran algo que fuera un secreto. Don Augusto, un médico que procede de una rica familia y no se sabe por qué se va a refugiar en un pueblo muy humilde, de qué huye. Antonio, una persona que fue a la guerra y quedó marcada para siempre. Duarte un hombre que se refugia dentro de su don y que a la vez está influenciado por la historia de su familia.
Cuando nacemos no solo heredamos el codigo genético de nuestros antepasados, si no también sus propias vivencias, sus memorias, y forma parte de un patrimonio familiar que va pasando de generacion en generacion.

En la novela hay numerosos personajes secundarios, pero de todos y cada uno de ellos, podrías encariñarte porque están muy bien definidos y construidos. ¿A cuál tienes tú especialmente cariño? Ya sé que es como escoger entre todos tus hijos...
Hay unos a los que tengo más cariño que a otros, pero me quedo por ejemplo con Celestino, una persona de la que nunca sabremos qué fue realmente de él. Realmente podría construir una novela a partir de cualquiera de los personajes secundarios, aunque ahora mismo no me lo planteo.

Hay algunos personajes que dan un toque de humor a la historia. ¿Qué momento de humor destacarías?
Para mí era importante ese toque de humor, para la historia en sí. Es una historia de mucha tragedia, y para mi era importante equilibrarla con momentos de humor. Hay varios momentos de humor que me gustan, como por ejemplo cuando Duarte va a cortarse el pelo, y ve como muchos señores se cortan parte del cabello y otra parte se la dejan más largo para poder cubrir su calvicie con sus propios cabellos

Qué fuentes de documentación has utilizado?
Son contextos históricos que siempre me han interesado mucho. Había cosas que tenía la seguridad que pasaron así, pero hoy en día es muy fácil documentarse gracias a internet. Por ejemplo, si quería hacer una descripción física de alguien, era tan sencillo como meterse en internet, teclear en Google y ver las imágenes. 

Hablando de internet. ¿Qué opinas de la entrada de los dispositivos electrónicos?
Todavía no uso. No tengo nada en contra, y no lo he probado. Tengo muchos libros en casa sin leer. Y desde que soy escritor me ofrecen muchos libros. Ya no necesito comprar, ni comprar un ebook, ni nada. Yo fui ingenerio durante muchos años, y acabe cansado de tanta tecnología, de todo lo que tuviera que ser enchufado: ordenador, teléfono, ebooks... Son dispositivos importantes, y es mejor leer asi que no leer.

¿Quiénes fueron en leer tu novela?
No sé quienes fueron. Cuando la escribi no se la mostré a nadie, ni siquiera a mi mujer

...Y no tenía curiosidad tu mujer?
no, lo que tenía era miedo. 

¿Y cuando te dijeron que eras el ganador?
Fue un alivio, porque pensé: salí de esta... Me presenté con la intención de ganar, tenía confianza en hacerlo. Fue un día fantástico

¿Una anécdota desde que eres escritor premiado?
El ser conocido públicamente, la visibilidad pública, aparecer en la tele... no me gusta mucho. Me hubiera gustado poder desaparecer, que los lectores me viesen siempre a través de los libros que escribo.



Desde aquí queremos agradecer a João Ricardo Pedro el habernos dado la oportunidad de conocerle y haber respondido con tanta sinceridad a todas nuestras preguntas y a la editorial Planeta el habernos invitado.

Saludos, 

10 comentarios:

  1. No conocía al autor ni este título, así que ha sido un descubrimiento que me llevo anotado. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le pierdas de vista... te encantará. Es una persona sencilla y cálida que desde su timidez te muestra una gran capacidad de transmitir sentimientos y emociones.

      Escribió y sin presentar el texto a una editorial, se inscribió en el premio Leza, y ganó... ahora mismo es uno de los autores más reconocidos en Portugal, y muchos le comparan con Saramago o García Márquez por su estilo

      Besos

      Eliminar
  2. No conocía de este título, ni del autor pero que interesante historia, muy buena entrevista. Gracias por compartirla.
    RBC.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ls novela ha sido publicada en España hace dos días, sin embargo, en Portugal se ha convertido en todo un fenómeno, alcanzando lo más alto de todas las listas de ventas.

      un besote

      Eliminar
  3. ¡Enhorabuena por conseguir su objetivo! Es un estímulo para los que nos gusta escribir... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un hombre muy natural que expone su historia con tal sencillez que enamora... asi que cuando coges el libro y empiezas a leer, ves que tiene duende.

      besos

      Eliminar
  4. Me ha gustado conocer al autor a través de la entrevista, y sus respuestas; el libro, no sé si me termina de convencer, pues aunque parece una buena historia no es del tipo que me apetece ahora.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Has conseguido que un libro y un autor totalmente desconocidos para mi me interesen lo suficiente como para seguir la pista de esta obra; gracias por la entrevista! 1beso!

    ResponderEliminar